Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Pedro Sánchez piensa en Rodríguez Zapatero como su relevo si finalmente dimite

Pedro Sánchez piensa en Rodríguez Zapatero como su relevo si finalmente dimite
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el expresidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. - Europa Press

En caso de que finalmente decida apartarse, Pedro Sánchez contempla a José Luis Rodríguez Zapatero como su reemplazo en la Presidencia del Gobierno.

Después de que se haya tomado cinco días para reflexionar sobre si vale la pena continuar en el cargo, el líder del Ejecutivo anunciará su decisión el próximo lunes, debido a una investigación judicial que afecta directamente a su esposa.

Zapatero podría convertirse en presidente antes de que termine el mes de mayo sin tener que ser elegido en las elecciones, lo cual es resultado de distintos intereses del líder del PSOE.

Los dos intereses principales son la urgencia de encontrar un candidato que los socios, especialmente ERC y Junts, puedan apoyar, y el objetivo de ganar tiempo para la sucesión interna en el partido y así competir en las elecciones frente a Alberto Núñez Feijóo.

Lo que establece la Constitución

Según lo establecido en la Carta Magna, en el supuesto de dimitir el jefe del Ejecutivo, situación que no ha ocurrido desde la época de Adolfo Suárez, se produce automáticamente la destitución de todo su gabinete. A partir de ese momento se inicia el mismo procedimiento que tras unos comicios tradicionales.

Artículo relacionado:  El pacto de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz desata a Podemos: bloqueo y caza de brujas

El monarca debe convocar a todas las agrupaciones parlamentarias a un ciclo de consultas en el Palacio de La Zarzuela y, tras escuchar a los portavoces, tomar la decisión sobre cuál de los nombres propuestos obtiene mayor respaldo para ser investido. En contraste con otros sistemas de votación, como el catalán que exige que el aspirante sea diputado, en este caso no es preciso.

De hecho, Sánchez ascendió al poder en el año 2018 con una moción de censura y sin ocupar asiento en la Carrera de San Jerónimo. Tampoco lo tenía el contendiente que propuso Vox en la moción de censura contra el dirigente socialista, Ramón Tamames.

Así, si el Rey estimara que una eventual postulación del PSOE con Zapatero contara con los sufragios necesarios para cristalizar, le haría una propuesta y el ex presidente solicitaría la confianza del Congreso al pronunciar un discurso de investidura -como ya lo ha hecho en dos ocasiones previas-.

Por lo tanto, tiene conocimiento de cómo funciona. Si obtuviera la mayoría absoluta, al igual que le ocurrió a Sánchez el pasado noviembre, sería elegido de manera inmediata y en caso contrario requeriría de una segunda votación 48 horas después.

Artículo relacionado:  La Comunidad de Madrid notifica 3.447 casos nuevos: 2.765 en las últimas 24 horas y 49 fallecidos más

¿Por qué Zapatero?

Por su conocimiento del funcionamiento del cargo que ya ocupó, Sánchez prefiere pensar en Zapatero en lugar de en cualquiera de sus ministros, siendo consciente de que sus socios catalanes, ERC y Junts, respaldarían sin problemas al expresidente socialista.

En su papel como asesor áulico de Pedro Sánchez y Nicolás Maduro, José Luis Rodríguez Zapatero ha sido el principal defensor de las principales concesiones al independentismo, como los perdones o la amnistía. Además, su firma también aparece en el último Estatuto de Cataluña vigente.

Asimismo, ha participado en las negociaciones para la investidura del presidente actual y ha sido uno de los representantes en los encuentros internacionales con el mediador. Si se llegaran a concretar estos planes, la presidencia de Zapatero sería temporal y de carácter instrumental.

Ya que tomaría las responsabilidades durante unas semanas, tendría a su cargo de manera provisional María Jesús Montero, vicepresidenta primera, y su labor consistiría en garantizar la gobernabilidad hasta el final del mandato con el mismo equipo que actualmente gobierna.

Sánchez es un gran partidario de las modificaciones quirúrgicas cuando se produce alguna baja en su gabinete. Durante el periodo en que José Luis Rodríguez Zapatero estuvo por tercera vez en el poder, con plena autoridad y la facultad de convocar elecciones, Sánchez y su grupo cercano trabajarían en su reemplazo a nivel orgánico.

Artículo relacionado:  Andere Nieva defiende que Madrid es "el de las acampadas, no el de la miseria"

No hay otro futuro líder socialista en la recámara

Con un liderazgo sobresaliente como el que ha ejercido a lo largo de todos estos años, en la actualidad no se percibe ningún dirigente socialista como un futuro líder. Y esto es crucial para garantizar la continuidad del proyecto y evitar una caída en la baja participación electoral.

Con respecto a quién debe encomendar el futuro del PSOE, el jefe del Ejecutivo tiene dudas. María Jesús Montero, Pilar Alegría, Félix Bolaños, Óscar Puente, Diana Morant, Adrián Barbón o alguna alcaldesa menos conocida, son algunos de los perfiles que desde hace meses rondan por su mente.

Sin embargo, dado que nunca había presenciado su fin político tan temprano, toma la decisión en cuestión de horas y podría llevarla a cabo el próximo lunes, ahora experimenta prisa.

De acuerdo con informantes del partido consultados por OK Diario, en cualquier situación, si Zapatero asumiera el cargo, no disolvería las Cortes y llamaría a elecciones anticipadas después de haber solucionado la sucesión definitiva de Pedro Sánchez.

Loading

Loading

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el distrito tv

lo más leído

Lo más visto

Scroll al inicio