Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Delcy vino a España invitada por Ábalos y a petición del comisionista del ‘Caso Koldo’

Delcy vino a España invitada por Ábalos y a petición del comisionista del 'Caso Koldo'

De acuerdo a fuentes muy confiables en The Objective, el exministro José Luis Ábalos envió una invitación formal por escrito a la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, a finales de 2019, tan solo unas semanas antes de que la líder chavista llegara al Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas, lo que desencadenó el famoso ‘Delcygate’.

El lazo con el entramado Koldo se encuentra en el presunto líder de la red de sobornos ilegales, Víctor Gonzalo de Aldama, quien habría solicitado al exministro de Transportes concertar una reunión en España con la segunda persona más importante de Nicolás Maduro.

Por eso, Rodríguez organizó con antelación una gira europea que involucraba visitar primero Madrid y luego la FAO, el organismo de las Naciones Unidas que se dedica a la Agricultura y la Alimentación, con sede en Roma y que ella aún podía visitar a pesar de estar sancionada internacionalmente.

De acuerdo a la información recabada por el mencionado medio, la petición de Aldama a Ábalos tuvo lugar a finales de 2019, poco más de un año después de que comenzara la relación entre ambos. Precisamente en diciembre de 2018, Ábalos, Aldama y Koldo García participaron juntos en una reunión en el Ministerio de Transporte junto al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat.

Ocurrió apenas tres semanas antes de que el entonces CEO de Globalia, Javier Hildalgo, viajara a ese Estado mexicano con su amigo y socio Víctor de Aldama para establecer nuevas oportunidades de negocio para Air Europa.

La importancia de esta información reside en el comunicado oficial emitido por Ábalos desde la dirección del PSOE, con la rúbrica del secretario de la Organización del partido, de acuerdo acreditan testigos presenciales.

Artículo relacionado:  Cs llevará al Pleno una proposición para hablar sobre los escraches a embarazadas

Esto anula las diez variadas versiones que el exministro de Transporte ofreció en 2020 tras su visita a Barajas la noche del domingo 19 de enero para recibir a la vicepresidenta de Nicolás Maduro.

Las declaraciones pasaron desde la completa negación del encuentro hasta justificar su presencia en Barajas para recibir al ministro de Turismo de Venezuela, Félix Plasencia, y, posteriormente, limitar la reunión a un breve saludo.

Ábalos recibió la llamada de Marlaska

Los esfuerzos por reducir el escándalo del ‘Delcygate’ fracasaron cuando Ábalos tuvo que reconocer que la líder venezolana efectivamente descendió del avión privado en el que viajaba y estuvo en la terminal VIP, aunque argumentó que eso no se consideraba «territorio español».

Después de cinco días de desvelarse el escándalo, el responsable de Transportes admitió que, al llegar a Barajas, recibió una llamada de Marlaska para comunicarle que en el avión del ministro Plasencia viajaba Delcy Rodríguez.

De acuerdo a su versión, el ministro del Interior solicitaba a su colega de Transportes que recordara a la mano derecha de Maduro que no podía poner pie en suelo español debido a las sanciones europeas que enfrenta por violar derechos humanos.

Sin embargo, según las informaciones obtenidas por The Objective, la llamada de Marlaska tuvo lugar, aunque no durante el trayecto hacia el aeropuerto.

Según las fuentes consultadas, el ministro del Interior se puso en contacto con Ábalos esa noche, después de haber sido informado del listado de pasajeros del avión proveniente de Caracas dos horas antes de su llegada, y de haber tenido conocimiento de la invitación a Delcy que había transmitido Ábalos.

Artículo relacionado:  Iglesias abandona el debate de la SER tras la incredulidad de Monasterio

Fue informado de lo primero después de que saltara la alarma por parte del servicio de extranjería de la Policía Nacional, ya que en el avión proveniente de Caracas viajaba una persona que no tenía permitido entrar en el espacio Schengen.

«Marlaska le llamó enfadado y le urgía a que lo solucionara», explican las mismas fuentes, que indican que este es uno de los secretos inconfesables que argumentan la inexplicable resistencia del responsable de Interior en el Consejo de Ministros, a pesar de los múltiples escándalos en los que ha estado involucrado desde junio de 2018.

La cuestión que desde hace cuatro años ronda al ‘Delcygate’ encuentra su respuesta en esta información: el motivo por el cual acudió el ministro de Transportes, en lugar del ministro de Exteriores o de Interior, a resolver el presunto incidente diplomático en Barajas.

La razón es que asistió no en calidad de ministro, sino como secretario de Organización del PSOE, posición desde la cual extendió la invitación formal a la vicepresidenta de Venezuela. «Ábalos realizó lo pertinente», explicaron fuentes socialistas en su momento. Y es que solo él podía solucionar lo que él mismo había generado.

Por esa razón, Ábalos decidió no acudir a Barajas en compañía de sus escoltas ni en el coche oficial, ni siquiera en el coche del partido, el Toyota RAV 4 blanco que solía conducir Koldo.

Optó por viajar en un vehículo relacionado con Aldama, a pesar de que, según las fuentes consultadas, el empresario no estuviese presente en Barajas, a diferencia de lo que se ha publicado, sino únicamente Ábalos y García.

La información precisa sobre este último detalle podría estar disponible en las grabaciones de las cámaras de seguridad del aeropuerto, que aún no han sido eliminadas.

Artículo relacionado:  Atascos en el Paseo de la Castellana y afecciones en el transporte público por una fuga de gas en el exterior del Bernabéu

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se sospecha que está detrás de la molestia del titular de Interior, ya que «estaba al tanto» de lo sucedido y ordenó a Marlaska que diera instrucciones a Ábalos.

No fue Sánchez quien lo llamó directamente, así como nunca mencionó el motivo de su destitución, ya que el presidente del Gobierno debe protegerse para evitar verse involucrado en ciertos escándalos.

Según las fuentes consultadas, Ábalos también se enfureció después de la conversación con su colega de Interior, pero supuestamente desconocía las sanciones europeas impuestas a Delcy. Ábalos culpó a Koldo García y Aldama de este desconocimiento, a quienes les reprochó no haberles informado de que Delcy tenía prohibida la entrada al territorio europeo.

Conforme se registra en el expediente del caso Delorme, que se está investigando en el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Aldama podría haber sido contratado por Air Europa en julio de 2019, a través del entonces CEO de la empresa Javier Hidalgo.

La filial de Globalia le ofreció cinco millones de euros si lograba repatriar los 200 millones de dólares que el régimen de Maduro le debía a Air Europa.

¿Están relacionados con eso el ‘Delcygate’ y las 40 maletas que se descargaron esa noche del avión de Rodríguez? La respuesta todavía no está clara, pero The Objective ha revelado que Air Europa eliminó de su registro contable la deuda venezolana el mismo año en que Delcy visitó Barajas.

Loading

Loading

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el distrito tv

lo más leído

Lo más visto

Scroll al inicio