Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Maduro y Sánchez: Los peligrosos paralelismos en el control del poder

Sánchez contra la prensa,calca la ley contra el fascismo de Maduro
Sánchez contra la prensa,calca la ley contra el fascismo de Maduro
Picture of Jesús Ángel Rojo

Jesús Ángel Rojo

Jesús Ángel Rojo Pinilla , miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, conferenciante, politólogo y experto en Comunicación e Imagen, cuenta con una amplia trayectoria en el mundo empresarial y periodístico. Autor del best seller Cuando éramos invencibles, además de los libros los Invencibles de América, Grandes Traidores a España y Cuando éramos invencibles 2.

Sánchez contra la prensa

Después de sus cinco días de «reflexión», se instó el lunes a la sociedad española el líder actual, Pedro Sánchez a «mostrar al mundo cómo se defiende la democracia«, presentándose como el abanderado de la lucha contra el «fango» que, según señala, lideran la «derecha y la ultraderecha». Sánchez adelanta un plan de «limpieza» contra la prensa-el término utilizado por el propio Pedro Sánchez- se asemeja a la pomposidad de otras experiencias recientes, como la Ley contra el Fascismo, Neofascismo y otras expresiones similares, que el régimen de Nicolás Maduro aprobó recientemente para perseguir a la oposición venezolana en defensa de «la democracia». En defintiva Sánchez contra la prensa como ejemplo de la deriva totalitaria de Moncloa.

El líder del PSOE y Maduro como dos gotas de agua

La norma de Maduro, que ha generado la inquietud de sus adversarios y múltiples críticas de los defensores de los derechos humanos, se presenta como una herramienta en contra de la oposición. Porque dentro del «fascismo» se puede englobar cualquier opinión crítica -como la de Leopoldo López-, que será perseguida en aras de la Humanidad, según expuso en su introducción la vicepresidenta chavista Delcy Rodríguez. En su justificación abundan las expresiones que, al igual que en el discurso de Sánchez contra la prensa, igualan la persecución de la crítica con la supuesta salvaguardia de la «democracia».

Maduro un espejo donde se mira el sátrapa de la Moncloa

En sus primeros párrafos de esta norma contra la prensa, se encuentra la ley que tiene como objetivo «establecer los medios y mecanismos para preservar la paz, la tranquilidad pública, el ejercicio democrático de la voluntad popular, el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia y el respeto mutuo, frente a manifestaciones de carácter fascista, neofascista o similar que puedan surgir en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela». La mano derecha de Maduro ya anunció que planean sancionar a una supuesta «secta» en la cual se encontrarían los opositores Henrique Capriles y Leopoldo López, así como reprimir cualquier futura protesta contra la dictadura venezolana.

Artículo relacionado:  Yolanda Díaz dimite como líder de Sumar tras el varapalo de las europeas, pero seguirá como VP

Las penas contra la prensa para perservar la dictadura genocida de Venezuela

Se incluye un riguroso plan de penalidades en el articulado, con penas de hasta 12 años de prisión y multas elevadas, incluso por la organización de manifestaciones. Los medios que difundan «mensajes prohibidos» serán clausurados. Una comisión -Comisión Suprema contra el Fascismo, Neofascismo y Otros Discursos- seleccionada por el propio Maduro se encargará de decidir qué es y qué no es «fascismo» y «neofascismo». Los defensores de los derechos humanos han advertido sobre el objetivo de este plan, promovido en un año electoral, de «criminalizar» la crítica. Y es que el gobierno venezolano ha calificado de «fascista» a aquellos que no compartan su pensamiento ideológico.

Todo aquel que no sea comunista es fascista

Según la ley, el término «fascismo» abarca el concepto de «racismo» o la «misoginia», pero también incluye el «clasismo», el «conservadurismo moral» y cualquier tipo de aversión hacia el ser humano. La persona encargada de tomar la decisión será Maduro. También se determinarán los mensajes que puedan ser «prohibidos», los cuales serán aquellos que, a su criterio, fomenten el odio cultural, difamen contra la democracia y sus instituciones, promuevan la suspensión de derechos y garantías o ensalcen los principios, hechos, símbolos y métodos del fascismo.

Artículo relacionado:  Armengol y Torres, acorralados: Fiscalía Europea tiene los informes de la UCO

«No únicamente el Estado debe ser democrático y respetuoso de la equidad. Todas y todos los y las ciudadanos y ciudadanas de la República Bolivariana, de Venezuela deben comportarse en ese mismo marco que establece la Carta Magna», declara Maduro en su nueva normativa, que juzga que la oposición «totalitaria» acarrea «repercusiones desfavorables para la coexistencia social, la democracia y los derechos fundamentales».

Sánchez un tirano que copia una ley contra la prensa a un genocida como Maduro

Tal como en el estatuto de Nicolás Maduro, en su alocución del lunes, en la que Sánchez declaró su permanencia en La Moncloa y su guerra contra la prensa, el tirano monclovita empleó el mismo telón de fondo para proclamar la importancia de «renovar la democracia».

«Esta determinación no implica un punto final, es un apartado. Le garantizo esto. Es por eso que asumo mi compromiso con ustedes de trabajar incansablemente, con determinación y con calma, por la regeneración pendiente de nuestro sistema democrático y por el progreso y la afianzamiento de derechos y libertades», declaró Sánchez.

Artículo relacionado:  Feijóo advierte a Sánchez: "Las catalanas marcarán el inicio del final del Gobierno"

El sátrapa de la Moncloa opina que la «participación ciudadana» está en peligro y busca «permitir el acceso a la transparencia, a la renovación, a la competencia justa» debido a que, sostiene, «hemos permitido demasiado tiempo que la corrupción ocupe sin castigo la acción política, la vida pública, contagiándonos de actos nocivos inimaginables hace poco tiempo».

La oposición que par todo tirano comunista es fascista, lidera ese «lodazal», según él. «Demostremos al mundo cómo se protege la democracia. Acabemos con este «lodazal» de la única forma posible: a través del rechazo conjunto, sereno y democrático, más allá de los partidos políticos y las ideas, y yo me comprometo a liderarlo firmemente como presidente del Gobierno de España», concluyó Sánchez.

Sánchez y el control del Poder Jucial

Sánchez no solo esta en guerra contra la prensa, sino que avanza un control del Poder Judicial, aún por definir, en el plan. El líder socialista considera prioritaria la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ha advertido que se llevará a cabo con o sin el PP. En ese segundo escenario, gana fuerza una reforma para disminuir las mayorías -tres quintos- para elegir a sus miembros, sustituyéndola por una mayoría absoluta que podrá alcanzar con sus socios de investidura. En cuanto al control de la prensa libre, el tirano socialista ha iniciado su campaña contra los «pseudomedios» que, según él, difunden «bulos», es decir, información crítica.

Loading

Loading

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el distrito tv

lo más leído

Lo más visto

Scroll al inicio