Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Juntos por la Abogacía propone formación permanente para los juristas

Juntos por la Abogacía propone formación permanente para los juristas

Por Patricia Solana Fernández

El abogado debe estar bien formado y debidamente actualizado para desempañar su profesión. Sus habilidades técnicas dependen de una formación continua, dados los numerosos cambios legislativos y jurisprudenciales. Resulta imposible el desempeño de la Abogacía sin el conocimiento actualizado de las novedades legales.

El Colegio de Abogados desempeña un papel fundamental en la formación permanente, tanto de los abogados jóvenes, como de los que cuentan con años de experiencia. El Centro de Estudios del ICAM es el núcleo esencial en el que se desarrolla la formación de los abogados.

Sin perjuicio de la buena labor desempeñada por este Centro durante los últimos años, desde ‘Juntos por la Abogacía’, candidatura de Miguel Campos Durán al decanato, consideramos que es necesaria una mejora para que todos los colegiados puedan aprovechar las ventajas que se ofrecen. En cualquier caso, el ICAM debe ser el referente en la formación de los abogados.

Artículo relacionado:  El TSJM admite la querella del novio de Ayuso contra la fiscal jefe por revelación de secretos

En este sentido, entendemos como punto de mejora importante la adaptación de todos los cursos a las circunstancias y horarios de los abogados. Muchas veces, los horarios de los cursos son incompatibles con el horario laboral del abogado. Los cursos deben ofrecerse siempre, dentro de la medida de lo posible en horarios compatibles con la vida laboral y incluso con la personal.

Para ello, resulta imprescindible extender al máximo la formación online. Otro aspecto de suma importancia es la acreditación de los abogados en cuanto a su especialización. Cualquier abogado que ha realizado una formación, debe disponer de un título o acreditación, de tal forma que no se cuestione el conocimiento en la materia.

Las titulaciones del ICAM deben contar con la homologación y prestigio necesario para que el colegiado que haya recibido la formación, pueda hacerlo valer y ser reconocido ante cualquier organismo o persona. En este aspecto, es de vital importancia la colaboración con el ámbito universitario.

Artículo relacionado:  Jesús Ángel Rojo se opone radicalmente a crear una televisión dentro del Colegio de la Abogacía de Madrid

Para llevar a cabo lo expuesto anteriormente, resulta imprescindible la digitalización completa de los servicios del Colegio de Abogados y, muy especialmente, del área de la formación. Debe dotarse al Centro de Estudios del ICAM de las mejores herramientas digitales para el desarrollo docente.

Cabe destacar en este ámbito la mejora en el seguimiento de las clases en directo o streaming a través de una aplicación informática eficaz, que permita elegir qué opción de estudio es la mejor en cada contexto personal o profesional.

Un punto esencial a tener en cuenta es la participación de los colegiados en el catálogo formativo, de tal forma que estos puedan decidir qué contenidos son los que desean cursar.

Entendemos que las soluciones expuestas contribuyen, no solo a una mejor formación que debe ser permanente, digital y de calidad, sino a una formación que concilie con la vida profesional y personal de los abogados.

Patricia Solana Fernández es socia fundadora de Altaley Abogados y Economistas SLP

www.juntosporlaabogacia.es

Twitter: @JuntosAbogacia

Loading

Loading

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el distrito tv

lo más leído

Lo más visto

Scroll al inicio