Antena de Cavanilles 40

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

A mis vecinos de la calle Cavanilles:
Quiero dejar bien clara una cosa: vosotras visteis cómo el defensor de la ley y el orden, acompañado por 12 ó 14 compañeros me advertía, dándome empujones y amenazándome con la porra, que no le tocara las pelotas. Bien que este “señor” protegiera su virtud a toda costa, lo entiendo. Pero vosotras me conocéis de toda la vida. He criado 7 hijos, me enorgullezco de 14 nietos y tengo 70 años. Estábamos allí, 6 ó 7 amas de casa y 3 hombres, (que fueron detenidos y esposados los pobres) intentando, como otras veces, que no nos pusieran esa antena dañina. ¿Para qué iba a intentar tocarle las pelotas? No sé ahora, pero ya sabéis que en nuestros tiempos no se llevaba “tocar las pelotas” a los señores en público, y me da vergüenza que podáis pensar eso de mí. Además, oye, vamos a ver… ¿qué pelotas les hacían falta a 15 agentes como castillos, armados y entrenados, para enfrentarse a nosotras? No “señor” policía, no hacían falta pelotas.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x