Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Desmantelan una banda que vendía a otros la documentación robada para estafar

Desmantelan una banda de carteristas que vendían a otros la documentación robada para estafar
Numerosos DNI, tarjetas bancarias, sustancias estupefacientes y dinero en efectivo incautados por los agentes. - Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal de carteristas que vendía documentaciones robadas para cometer estafas masivas, ha informado este miércoles la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

Un total de 50 individuos han sido detenidos, los cuales tenían funciones diferenciadas dentro del entramado, siendo dos varones los cabecillas, uno de ellos encargado de dirigir la organización en Madrid y el otro fuera de la Comunidad.

Sustraían efectos personales para posteriormente cometer estafas masivas, falsedades documentales y blanqueo de capitales entre otros, llegando a causar un perjuicio total cercano a los tres millones de euros.

La investigación se inició en el mes de agosto del pasado año 2022, cuando los agentes de la Brigada Móvil tuvieron constancia de numerosos hurtos que se estaban cometiendo en la red del suburbano de Madrid.

Además, las víctimas de estos delitos volvían a denunciar con posterioridad nuevos hechos delictivos en distintos puntos de España en los que se utilizaba la documentación que les había sido robada. Se trataban de delitos tales como estafas masivas, falsedades documentales, apropiaciones indebidas, blanqueo de capitales, hurtos y usurpaciones de estado civil, entre otros.

Artículo relacionado:  ¡Tremendo! El infierno fiscal que prepara Sánchez para Madrid arruinará a sus ciudadanos

Se hacían pasar por víctimas

Tras dos años de laboriosa investigación, los agentes determinaron la existencia de una organización criminal compuesta por diferentes escalones. En el primero de ellos se encontraban dos individuos que dirigían el entramado, uno desde Madrid y otro desde fuera de la Comunidad Autónoma.

Inmediatamente por debajo, había un segundo escalón formado por dos bloques. Uno de ellos, compuesto por los suministradores, que tenían la misión de adquirir documentación sustraída en el transporte de Madrid.

En un primer momento, se adueñaban de los objetos de valor y utilizaban las tarjetas para hacer pagos con la tecnología contactless, hasta que fueran anuladas.

Posteriormente, la documentación sustraída era entregada previo pago al bloque de coordinadores. Estos captaban a personas toxicómanas que conformaban el grupo de usurpadores y los caracterizaban de manera similar a las víctimas de las documentaciones sustraídas, no dudando en utilizar accesorios como gafas o gorras.

Después les acompañaban a entidades financieras para hacer disposiciones de efectivo o solicitar créditos. Por estos servicios se les pagaba con dinero en efectivo o con sustancias estupefacientes.

Artículo relacionado:  Detectan un brote de coronavirus en 21 mayores vacunados de una residencia en San Blas

Variaba el valor de la documentación según el sexo de la víctima

La Policía ha destacado el valor de las tarjetas bancarias, que variaba según el lugar donde habían sido sustraídas, ya que suponían que podían disponer de mayor liquidez en zonas acomodadas de Madrid. Además, eran mejor pagadas las documentaciones de mujeres, ya que era más fácil buscar usurpadoras y caracterizarlas para encontrar un parecido con las víctimas.

Continuando con la investigación, los agentes constataron la existencia de otros dos escalones, uno denominado de logística compuesto por dos mujeres, cuya misión era blanquear el dinero obtenido por los dirigentes de la organización criminal. Además, a través de redes sociales, vendían los productos comprados por los componentes del grupo.

Y un tercer escalón conformado por los financiadores, cuya misión era conseguir y suministrar la sustancia estupefaciente que luego era utilizada para abonar los servicios a los usurpadores.

Finalizando con la investigación, el pasado mes de enero se estableció un dispositivo policial para la detención de los integrantes de la organización criminal, en el que se realizaron tres entradas y registros. Se recuperaron numerosos efectos, dinero en efectivo e identificaciones utilizadas en los hechos delictivos.

Artículo relacionado:  Segunda ola del Covid alcanzó Madrid en pleno agosto

Además, en un parque se localizaron varios zulos donde se encontró gran parte de la documentación. Un total de 50 individuos fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de blanqueo de capitales, usurpación de estado civil, contra la salud pública, hurto, estafa, trata de seres humanos, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

De la totalidad de los arrestados, seis de ellos, los principales responsables, se encuentran en prisión.

Loading

Loading

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el distrito tv

lo más leído

Lo más visto

Scroll al inicio