Los vecinos de Francisco Silvela contra el intercambiador de autobuses

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Hace algunos días, comenzaron las obras de la rehabilitación integral de la Plaza de Manuel Becerra. Y como viene siendo habitual últimamente con las obras madrileñas, empezaaron rodeadas de polémica.

Los trabajos iniciales se han centrado en la calle Francisco Silvela, junto a las dársenas de los autobuses que confluyen en la Plaza. Era precisamente el intercambiador uno de los aspectos más delicados del proyecto por la colocación de las dársenas de espera que obligaba a los usuarios a realizar cruces peligrosos. Por ello, se decidió la eliminación de las isletas del anillo circulatorio para dar continuidad a los carriles de circulación. Por tanto, las dársenas de espera quedarían situadas en línea, lo que supondría un ligero aumento del recorrido de las líneas de autobuses a lo largo de Francisco Silvela. Sin embargo, esta solución no ha sido del agrado de los residentes de la calle, de los números 3 al 9, quienes han protagonizado varias protestas en contra de la instalación de este intercambiador frente a sus ventanas y balcones.

La plataforma de vecinos afectados por las obras denuncian el aumento de ruidos, gases y contaminación que va a ocasionar el nuevo intercambiador. Además, aseguran no entender por qué no se han repartido las paradas de autobuses por toda la Plaza en lugar de concentrarlas en su calle, eliminando el paseo actual y los árboles que hay en él.

Tras varias intentonas, finalmente los representantes vecinales han mantenido dos reuniones con los responsables de la Junta Municipal y con la concejala de Medio Ambiente y Servicios a la Ciudad, Paz González, área responsable de las obras. Y como ha confirmado, Íñigo Henríquez de Luna a este periódico, dichas conversaciones han dado sus frutos. El acuerdo alcanzado supone la modificación del proyecto inicial para reducir las dársenas que se ubicarán en la calle a 2 y la permanencia del paseo central, aunque con menores dimensiones pero reformado y ajardinado convenientemente. El resto de paradas, hasta completar las 8 existentes en la actualidad, se repartirán  por toda la plaza. 3 paradas se ubicarán en otro pequeño intercambiador en Doctor Esquerdo, y las otras a lo largo de la plaza. “Con esta solución alternativa -destaca el concejal del distrito- se mejora la calidad de vida de los vecinos de la zona, al reducir el tráfico y el ruido, además de no ser necesario prolongar el recorrido de las líneas de autobuses para que finalicen en la calle Francisco Silvela y de quedar resueltos los problemas de seguridad de sus usuarios”.

Mientras los vecinos estudian la modificación, continuarán los trabajos de la zona para reformar el pavimento, las bocas de riego y la iluminación.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x