¿Qué es la Agenda 2030? 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La verdad, suena muy bien, pero la realidad es otra, la Agenda 2030 es un plan blasfemo hecho para controlar o esclavizar la humanidad bajo un “poder o gobierno mundial”

Por Raad Salam

El 25 de septiembre del año 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Agenda 2030 firmada por 193 Estados miembros, apoyada y financiada por más de 30 multinacionales como Dupont, BP, Shell, Volvo, Ford, CNN, Deutsche Bank, Banco Santander, entre otras.

La Agenda 2030 es el compromiso de la ONU de solucionar todos los problemas y las dificultades que tiene la humanidad en la tierra. En realidad, la promesa o la Agenda 2030 es la sucesora de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), firmados en el año 2000 también en el marco de la ONU, y con un periodo de 15 años. Por eso era necesario actualizarla en el 2015.

Para entender bien esta promesa, debemos saber qué contiene o qué promete la Agenda 2030. Esta promesa o Agenda tiene 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, separados en un total de 169 metas, a través de 232 medidas, que son la introducción del documento de la Agenda 2030, el cual describe el proyecto como “un plan ambicioso y beneficioso para lograr la prosperidad de toda persona en el planeta”.

Incluso afirma que la Agenda 2030 de la ONU está hecha para “liberar a la raza humana de la tiranía de la pobreza, y sanear a la Madre Tierra”. Por ello cabe preguntar: ¿Quién está detrás de este plan? Para muchas personas, la ONU es una organización humana que trabaja en favor de la paz, la seguridad internacional, en defensa de la vida humana, la libertad en general, la democracia, contra las guerras y la desigualdad.

La realidad es otra, pues desde su nacimiento hasta la actualidad, la ONU ha sido y es una marioneta en manos del poder mundial, la francmasonería, el movimiento sionista, las familias más ricas y poderosas del mundo, como la Rothschild y la Rockefeller.

Al principio, la ONU era conocida como la Sociedad de Naciones. Fue creada en el año 1919 por los vencedores de la I Guerra Mundial en el Tratado de Versalles, siguiendo las indicaciones y planes de Woodrow Wilson (1856-1924), presidente de Estados Unidos entre los años 1913 y 1921 y gran maestro masón.

Un año antes, el 8 de enero de 1918, dio a conocer el documento de ‘Los 14 Puntos de Wilson’. El objetivo principal de este documento era formar o crear un “Nuevo Orden Mundial” para gobernar el mundo, con la excusa de que el sistema político no funcionaba o no valía para establecer la paz, la libertad y la democracia.

Por eso era necesario crear una Sociedad de las Naciones, para tomar decisiones y gobernar el mundo. Esa fue la primera vez que se usó o se oyó del término “Nuevo Orden Mundial”. Qué casualidad que dos años antes, entre el 28 y el 30 de junio de 1917, se celebró un congreso masónico internacional, con la participación del presidente Wilson.

Este congreso tenía el objetivo de unir todas las logias masónicas del mundo y crear un poder global, sobre todo para apoyar la iniciativa del movimiento sionista de crear un Estado judío en Israel, con la ayuda financiera de las familias masónicas Rothschild y Rockefeller.

El 2 de noviembre del año 1917, el masón Jon Balfourd, ministro británico de Asuntos Exteriores, declaró su famosa promesa de Balfourd de crear un Estado judío en Israel, con el apoyo de EEUU.

Oficialmente, la ONU nació el 24 de octubre del año 1945 en sustitución de la Sociedad de Naciones. De nuevo, gracias a los ganadores de la Segunda Guerra Mundial. Los verdaderos creadores de la ONU son Winston Churchill, Josif Stalin y Franklin D. Roosevelt.

Fue Roosevelt quien escogió el nombre de Naciones Unidas y fijó su sede en Nueva York, con el objetivo de crear un “Nuevo Orden Mundial” y la promesa de establecer la paz en el mundo. Sin embargo, desde la creación de la ONU hasta hoy en día, hubo más de 100 conflictos importantes y han muerto más de 30 millones de personas en diferentes guerras.

La ONU no fue capaz de evitar ni mediar en ninguna guerra, ni antes, ni después de la Guerra Fría y de los conflictos en Corea, Oriente Medio, Vietnam, Etiopia, Sierra Leona, Yugoslavia, Ruanda, Somalia, el Dafur en Sudán, donde los musulmanes asesinaron dos millones de cristianos, y un largo etcétera que muestra el fracaso de la ONU en su principal objetivo declarado: la paz.

La Asamblea General de la ONU celebró su primera sesión en enero del año 1946, y el 1 de febrero del mismo año ya había nombrado su primer secretario general, el gran maestro masón noruego Trygve Lie.

A continuación, la lista de todos los nombres de los Secretarios Generales de la ONU, desde su fundación hasta hoy en día, así como su periodo de mandato:

  1. Trygve Lie (Noruega) 1946-1952
  2. DagHammarskjöld (Suecia) 1953-1961
  3. U. Thant (Birmania, hoy Myanmar) 1961-1971
  4. KurtWaldheim (Austria) 1972-1981
  5. Javier Pérez de Cuéllar (Perú) 1982-1991
  6. Boutros Boutros-Ghali (Egipto) 1992-1996
  7. Kofi A. Annan (Ghana) 1997-2006
  8. Ban Ki-Moon (Corea del Sur) 2007-2016
  9. António Guterres (Portugal) 2017-hasta la fecha.

 

Todos ellos son miembros directos o indirectos de las grandes logias masónicas. El actual secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, tiene un total de 8.000 funcionarios en la sede de la ONU en Nueva York y otros 20.000 trabajando bajo el mando de la ONU en otros países.

Estos recursos humanos están a su disposición para establecer la paz y la seguridad en el mundo. Sin embargo, no ha podido parar las guerras que todavía están activas en Afganistán, Irak, Libia, en el Oriente Medio y otras tantas.

En septiembre del año 2021, el Secretario General de la ONU hizo un llamamiento a todos los niveles (personal, colectivo, estatal, gubernamental, organizaciones, asociaciones, empresas) para apoyar y trabajar a favor de los objetivos de la Agenda 2030, porque solo faltan nueve años para su cumplimiento.

Por su parte, los grandes medios de comunicación vinculados y financiados por las grandes logias masónicas aprovechan cualquier excusa para divulgar las promesas de la ONU, trabajando y haciendo propaganda al conjunto “Nuevo Orden Mundial” (la ONU, la UE, la OTAN, el Consejo de Seguridad Internacional, entre otras), que son herramientas en manos de las logias masónicas.

La Masonería es una organización poderosa que ha tenido y tiene una gran influencia en todas las religiones. Es un arma activa de Satanás, ‘Lucifer’, para engañar y manipular a la humanidad, sobre todo al pueblo de Cristo, y trabaja para preparar el trono del Anticristo, el “Nuevo Orden Mundial”.

El 1% de la población mundial, constituido por las familias masónicas más poderosas económicamente, controlan al otro 99% de la población (nosotros):

  • La familia Rothschild es la más poderosa del mundo y la masonería, gracias en particular a su enorme riqueza (más de 500.000 millones de dólares, la mayor fortuna del planeta, mucho más que la de Bill Gates).
  • La familia Rockefeller es la segunda más poderosa del mundo, y junto con los Rothschild forman el eje principal de la hermandad masónica sionista, adoradores del dinero.
  • El Club Bilderberg se reconocen entre sí como una familia, es el más poderoso del mundo actual. Los maestros masones David Rockefeller (1915-2017), Joseph Retinger (1888-1960) y el príncipe Bernhard (1911-2004) de los Países Bajos fundaron el Club Bilderberg en 1954, con el objetivo de controlar la economía universal y formar un poder mundial. Uno de los dirigentes del Club Bilderberg es Henry Kissinger.

¿Quién es Kissinger?

Político y diplomático estadounidense, Henry Kissinger nació en Alemania en 1923, y sigue vivo y activo con 98 años. Su origen judío le obligó a abandonar Alemania, huyendo con su familia de la persecución nazi en 1938 para dirigirse a EEUU, donde obtuvo la nacionalidad americana en el año 1942.

El presidente Nixon aprovechó su conocimiento de la política internacional nombrándole asesor para Asuntos de Seguridad Nacional en 1968. Más tarde, en 1973 , fue designado ministro de Asuntos Exteriores. Cuando Nixon tuvo que dimitir, su sucesor Ford (1974-1977) mantuvo a Kissinger al frente de la Política Exterior.

En el año 1973 le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz. Por lo tanto, Kissinger siempre ha sido y es el arquitecto de la política exterior americana. Como judío sionista, gran maestro masón del grado 33 y Caballero de la Orden de Malta, Kissinger es un notable miembro del Club Bilderberg, y se considera uno de las personas más poderosas del siglo XX y comienzos del siglo XXI.

El 24 de abril de 1974, el Congreso de los EEUU aprobó el conocido Informe Kissinger, el cual establece como objetivos:

  • Frenar el necesario crecimiento de la población, que pone en peligro el control de los recursos en el mundo.
  • Desaparecer las naciones y crear un Nuevo Poder Mundial.
  • Reducir la población mundial a un tercio con la excusa de mejorar la calidad de vida en el planeta, pues el objetivo es eliminar 3.000 millones de habitantes de la Tierra.

 

Todo lo que ha estado pasando y sigue pasando en muchas partes del mundo es el cumplimiento del plan Henry Kissinger. En Afganistán, Irak, Egipto, Libia, Yemen, Líbano, Siria, Oriente Medio, América Latina e incluso Europa.

Henry Kissinger está a la cabeza del lobby sionista Illuminati, pues trabaja junto con las familias Rothschild, Rockefeller, Morgan, Astor, Bush, Dupont, entre otras, las cuales son dueñas del petróleo, de la banca, del tráficos de armas y de toda la riqueza y el poder en el mundo, con el único objetivo de controlar a la población mundial.

Este lobby interviene en los planes y las decisiones de los dirigentes de los órganos más importantes del mundo, como la ONU, la OTAN, la Unión Europea y otras, porque ellos mismos fundaron y nombraron sus dirigentes. Además, controlan los medios de comunicación más influyentes del mundo.

Para conocer a cualquier pensador, político o escritor hay que leer sus libros, ya que reflejan su pensamiento. Os invito a leer los libros más destacados de Henry Kissinger; ‘La diplomacia’ (1994) y ‘El Orden Mundial (2016), que muestran sus ideas y planes para el futuro del mundo.

¿Y George Soros?

George Soros nació en Budapest, Hungría en el año 1930, en el seno de una próspera familia judía no practicante de clase media alta. Soros forma parte del gran lobby sionista Illuminati para conseguir su objetivo principal de formar parte del Nuevo Orden Mundial

Soros se casó tres veces, se ha divorciado dos y tiene cinco hijos: Robert Daniel Soros (1963), Andrea Soros Colombel (1965), Jonathan Tivadar Soros (1970), Alexander Soros (1985) y Gregory James Soros (1988). Todos trabajan con su padre, tienen los mismos objetivos y ambiciones.

Considerado una de las personas más ricas y poderosas del mundo, pues su fortuna supera los 7.000 millones de dólares, Soros tiene centenares de fundaciones que extiende por todo el mundo, dirigidas por el instituto Open Society Foundations.

Así, ha ido capturando dirigentes políticos, funcionarios, pensadores, científicos y personalidades de todas las naciones del mundo, para facilitar sus objetivos macabros de reducir la población en el mundo.

También ha estado trabajando y financiando medidas y campañas a favor del aborto, la eutanasia, el colectivo LGTBI, el matrimonio del mismo sexo, la igualdad de género, el femen y el feminismo, la legalización de la marihuana, apoyando independentismos dentro del mismo Estado y financiando las guerras y la emigración.

Muchas personas en el mundo siguen creyendo en la política y en las elecciones de sus países. Sin embargo, este lobby sionista Illuminati juega un papel muy importante en la política y en las elecciones de casi todo el mundo, pues quita y pone partidos y dirigentes políticos a su capricho y a su favor.

Tenemos el ejemplo de EEUU, donde a lo largo de la historia cuatro presidentes no se sometieron a las órdenes del lobby Illuminati y fueron asesinados:

  1. Abraham Lincoln (1860-1865)
  2. James A. Garfield (1880-1881)
  3. William McKinley (1896-1901)
  4. John F. Kennedy (1960-1963)

 

Este lobby sionista Illuminati, a la cabeza las familias masónicas más poderosas (los Rothschild, Rockefeller, Morgan, Bush, Clinton, Obama, Kissinger, Soros, etc), es un pulpo gigante y tiene sus brazos infiltrados en todos los poderes internacionales, desde la derecha hasta la izquierda.

Además, quieren mantenernos bajo sus yugos preocupados y ocupados, mediante un lavado de cerebro por las redes sociales, los medios de comunicación, la educación sexual, la educación falsa, la corrupción, la salud, las pandemias, el Covid-19, y enseñando a los jóvenes y no tan jóvenes que el dinero es poder, felicidad y lo más importante en la vida, más que Dios.

Para reducir la población mundial, el lobby sionista Illuminati también utiliza las desgracias naturales mediante el proyecto HAARP (High Frequency Advanced Auroral Research Project), que en castellano se traduce “Proyecto de Investigación Aurora Avanzado de Alta Frecuencia”.

Michel Chossudovsky (1946), economista, escritor y profesor canadiense que dirige el Centro de Investigación sobre el Nuevo Orden Mundial, ha escrito varios libros en los que describe el proyecto HAARP, que nació a principios del siglo XX en Alaska con el objetivo de estudiar el espacio.

Sin embargo, la realidad es otra, pues se trata de un arma extraña y peligrosa que apunta al espacio y produce una onda de ultra frecuencia que impacta contra la Tierra, creando terremotos, tsunamis, volcanes, lluvias e inundaciones. La propia ONU conoce este proyecto y en 1976 advirtió sobre las consecuencias de utilizar está arma en las guerras.

Según Chossudovsky, HAARP es un proyecto Illuminati, ya que tiene muchos búnkeres especiales extendidos por todo el mundo con el propósito de refugiar a todos los miembros de las familias poderosas cuando llegue el momento. El objetivo del proyecto HAARP es provocar desastres naturales a gran escala que reduzcan la población a tan solo un tercio de la actual.

Los gobernantes nos están diciendo o enseñando y a veces obligando: cuándo podemos ir a la iglesia y cómo hacemos nuestros rituales, cómo y cuantas veces debemos lavarnos las manos; cuándo, dónde y qué tenemos que estudiar; cuando y adónde debemos ir; qué, dónde, cuándo y cuántas veces tenemos que comer o beber; dónde y cuándo podemos trabajar o no; cómo y dónde compramos nuestros alimentos y cómo pagamos los productos, si con tarjeta o en efectivo, incluso cuándo podemos ver a nuestros queridos y cómo los saludamos. Si no obedecemos estas reglas, seremos considerados antisociales peligrosos para el bien común de la sociedad.

Por medio de las políticas paganas, las filosofías satánicas y las falsas promesas de las organizaciones sionistas Illuminati, como la Agenda 2030 de la ONU, ‘Lucifer, el mentiroso’ está desviando la atención de la humanidad del único camino verdadero que conduce a la paz y a la prosperidad: El Reino de Dios sobre la Tierra, que es una realidad y es nuestra salvación.

Raad Salam Naaman es un cristiano católico caldeo de origen iraquí y español de nacionalidad, Doctor en Filología Árabe, Estudios Árabes Islámicos y Ciencias Religiosas.

5 2 votos
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x