José Luis Martínez-Almeida baja 500 millones de euros los impuestos en la Villa de Madrid

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Las ordenanzas fiscales que acaba de presentar el Ayuntamiento de Madrid para el año 2022 suponen el tercer ejercicio consecutivo en el que el consistorio de la capital española apuesta por reducir los impuestos a los contribuyentes. Entre 2019 y 2021, el ahorro generado por estas medidas ya asciende a 500 millones de euros

La medida más visible de las nuevas ordenanzas es la rebaja del tipo general del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que pasa al 0,428% y se convierte en el tercero más bajo de todas las capitales españolas, salvo Santander y Zaragoza (ambas con un 0,41%). Además, el consistorio ha anunciado que su compromiso es “no aplicar el catastrazo” anunciado por el ministerio de Hacienda.

A continuación se presentan dos ejemplos prácticos de lo que han supuesto las rebajas del IBI impulsadas por Cibeles:

1. Una vivienda con un valor catastral de 200.000 euros verá cómo su tipo de referencia en el IBI se reduce del 0,51% aplicado en 2019 al 0,428% previsto para 2022. Por tanto, la familia propietaria se habrá ahorrado 330 euros entre 2020 y 2022, merced a esta mejora.

2. En una vivienda de una familia numerosa que tiene un valor catastral de 120.000 euros, las mejoras del IBI habrán propiciado un ahorro total de 2.100 euros en los años 2020, 2021 y 2022. Si, además, en dicha vivienda se instalan paneles solares, el ahorro subiría hasta situarse cerca de los 3.000 euros.

La política tributaria municipal también se ha centrado en apoyar a los sectores más afectados por la pandemia del coronavirus. En el caso de los hoteles, se han introducido bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas, propiciando un menor pago fiscal si se acreditan las pérdidas generadas por el covid-19, si se aprueban planes de transporte para los empleados o si se instalan sistemas de energía renovable. Sumando estas mejoras a las rebajas del IBI, un establecimiento de tres estrellas (con un valor catastral cercano a 750.000 euros) se habría ahorrado 44.100 euros en sus impuestos municipales de 2020, 2021 y 2022.

Pensemos ahora en el caso de un comercio al uso, con un local que tiene un valor catastral de 480.000 euros. Si se acoge a las distintas bonificaciones por el impacto del coronavirus, si considera los cambios en la tasa de recogida de residuos urbanos y si, además, se toma en consideración la rebaja del IBI, el ahorro en los tres últimos ejercicios roza los 2.200 euros por establecimiento.

Otro supuesto que puede considerarse es el de un bar con terraza cuyo valor catastral es de 280.000 euros. Si consideramos las rebajas del tipo general del IBI y las bonificaciones aplicadas en la tasas de terrazas y de recogida de residuos urbanos, encontramos que el alivio fiscal para 2020-2022 ascendería ya a 1.600 euros.

También en la plusvalía municipal se han introducido distintas bonificaciones orientadas a aliviar la carga de este tributo municipal. Tras una tenencia de veinte años, transferir una vivienda que el catastro valora en 80.000 euros sale 2.100 euros más barato en 2022 que en 2019. Si el valor de la vivienda fuese de 200.000 euros, el ahorro propiciado llegaría a los 10.400 euros.

0 0 votos
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x