Madrid en el centro

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Por Mariano Fuentes Sedano

Hace ya bastantes años algunos nos cansamos de tener que elegir. Hay demasiadas cosas buenas en la vida como para dejarte fuera la mitad, y había demasiadas voces obligándonos cada día a elegir entre todas esas cosas que nos gustaban.

Nos hartamos de tener que soportar divisiones artificiales y de aceptar la polarización política como si fuera una plaga bíblica de la que no se puede escapar. Nos empezamos a dar cuenta de que no estábamos tan solos como parecía, de que éramos muchos más los que preferíamos el consenso, el diálogo y los puentes al sectarismo y a los dogmas clásicos.

El bipartidismo, entonces, nos hacía pensar que solo había dos opciones, y los radicales, ahora, nos meten el miedo en el cuerpo amenazando con recortar nuestras libertades.

Hace ya bastantes años algunos entendimos que sí se podía hacer compatible la libertad económica con las libertades individuales, los impuestos bajos con las políticas sociales o el europeísmo con el patriotismo.

La semilla que germinaba entonces terminó haciéndose más y más grande, hasta que conseguimos que el centro liberal llegara a tener 57 escaños en el Congreso y gobernara en Madrid, Andalucía, Castilla y León o Murcia. La realidad demostraba con creces que nuestro anhelo era cierto: en el liberalismo cabemos muchos más de los que pensábamos.

Hace dos años Madrid eligió libertad, igualdad y progreso en las urnas. Se formó, tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento, un Gobierno liberal, abierto, eficiente, amplio, funcional y representativo.

Los datos de gestión nos avalan: bajo la gestión liberal de Ciudadanos, al frente de las carteras económicas, Madrid se ha confirmado como la locomotora de España incluso en la peor crisis que hemos vivido en democracia a consecuencia de la pandemia.

La irresponsabilidad y la ambición mal calculada nos lleva ahora a las urnas y abre, de hecho, la posibilidad de tumbar las buenas políticas que se venían poniendo en práctica. Nos quieren presentar dos malas alternativas como inevitables: o bien un gobierno conservador condicionado por los ultraconservadores o bien un gobierno socialista condicionado por la ultraizquierda.

Es una falacia, y a los hechos nos remitimos. Hace muy pocas semanas había un gobierno de coalición entre conservadores y liberales que garantizaba la gestión eficiente, la libertad de todos y el progreso de los madrileños. La clave de bóveda, lo que explica que eso fuera posible fue sencillamente la movilización en 2019 del voto liberal, centrista, moderado y abierto en Ciudadanos.

Ciudadanos tiene un proyecto, inacabado, para la Comunidad de Madrid; pero nuestras señas y rasgos identificativos son sobradamente conocidos porque los hemos puesto en marcha durante estos dos años: impuestos bajos, defensa de la concertada, activación económica, libre mercado, libertades individuales, pluralismo, tolerancia, respeto, igualdad o europeísmo.

Todavía está en nuestra mano, queda una campaña por delante, pero que nadie te convenza nunca de que dividir la sociedad entre buenos y malos sale bien. Se ha probado muchas veces a lo largo de la historia, y siempre termina mal.

En el Madrid en el que creemos en Ciudadanos no se pregunta de quién eres, qué idioma hablas, de dónde eres ni a quién votas. Se pregunta, solamente, si estás dispuesto a arrimar el hombro para seguir haciendo de Madrid la mejor región para vivir, trabajar y formar una familia. A eso salimos este 4 de mayo: a asegurarnos de que Madrid siga en el centro.

Mariano Fuentes Sedano es Delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid y Concejal de Ciudadanos.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x