Los libros y el caviar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Después de mi visita quincenal a la biblioteca popular he visto que cada vez hay más DVD y los libros son los mismos pues el número de volúmenes no se ha incrementado; sí los aludidos DVD.

Antes había unos cuantos vídeos; hoy han desaparecido y sólo quedan películas en el formato más moderno.

Si las cosas siguen así desaparecerán los libros en las bibliotecas públicas, aunque no dejarán de exisitir. Esto parece una contradicción pero no lo es.

Después de estar en la biblioteca me fui a una librería -donde se venden libros- y en ella vi volúmenes para aquellos a los que les gusta la historia de los personajes que han contribuido a hacerla. Esos libros que interesan a pocos, en el 2000 se vendían a 16 euros y hoy ya cuestan 23; es decir, leer será un lujo que sólo estará al alcance de unos pocos. De ahí que compare a los libros del futuro con el caviar. Hoy los que tienen dinero pueden permitirse el lujo de invitar a ostras y unas botellas de cava y sólo los muy ricos pueden hacerlo con caviar y espumoso francés.

Mientras los asiduos a las bibliotecas públicas tenemos que seguir conformándonos con cambiar nuestros vídeos por DVD y las ostras, el caviar, incluso las angulas por bocadillos de sardinas con pimientos morrones.

Los jóvenes de hoy no comprenden que se puede vivir sin ordenador, móvil y DVD, pero los “niños de la guerra” pueden asegurarles que en la “oprobiosa” se leía más que ahora, entre otras cosas porque no había más remedio para ocupar el tiempo. Leer o la radio fue lo que contribuyó a hacer una generación menos civilizada pero más culta. Hoy todo lo lúdico que se escribe gira en torno a dos parámetros: sexo y violencia.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x