Revisarán las cámaras para ver si el atracador de la joyería de la calle Ayala iba acompañado

Revisarán las cámaras para ver si el atracador de la joyería de la calle Ayala iba acompañado
Google Maps.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La joyería se comunica con otro establecimiento anexo de venta de antigüedades, desde donde otro empleado ha pulsado el botón de alarma por atraco.

La Policía Nacional revisará las cámaras de seguridad de la tienda y de la calle para comprobar si el ladrón que ayer intentó atracar a punta de pistola una joyería en el barrio de Salamanca contaba con compinches o ayudantes, como aseguran algunos vecinos, han indicado a Europa Press fuentes policiales, que ‘a priori’ creen que solo él está implicado en los hechos.

Los hechos tuvieron lugar pasadas las 13.40 horas de este martes en la joyería L’Ermitage, situada en el número 25 de la calle Ayala, casi esquina con la calle Lagasca, en el distrito de Salamanca.

El hombre, bien vestido y con un ramo de flores, ha entrado en la tienda preguntando por unas joyas para regalar a su mujer cuando, en un momento dado, ha sacado de una bolsa un martillo para romper las vitrinas y un subfusil tipo Uzi y una pistola para intimidar uno de los empleados, a los que obligó a meter en la bolsa varias joyas.

La joyería se comunica con otro establecimiento anexo de venta de antigüedades desde donde otro empleado ha pulsado el botón de alarma por atraco. Pocos minutos después ha llegado hasta el lugar varios vehículos policiales. Al verlo, el hombre ha tomado como rehén a un trabajador, encañonándole, y ha apuntado a los agentes desde el local con la otra arma..

Los policías han reaccionado efectuando dos disparos, que no han provocado ningún herido, pero que han intimidado al ladrón, que finalmente ha sido reducido y detenido. Se trata de un ciudadano georgiano 30 años y múltiples antecedentes similares, que habría utilizado armas simuladas, no reales, determinó luego la Policía.

No obstante, consecuencia de los disparos intimidatorios, se han roto varios cristales, cuyos trozos han herido a un empleado de 47 años, en el costado y a un agente en la cara, provocándole una pequeña brecha en una ceja.

El primero fue trasladado con pronóstico al Hospital Gregorio Marañón por los sanitarios del Samur-Protección Civil en una ambulancia, tras ser atendido en el lugar, ha informado a Europa Press una portavoz de Emergencias Madrid. Su estado no es grave. El policía ha sido evacuado a la clínica Nuestra Señora de América de Madrid, también leve.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x