Calidad a precios asequibles por una buena causa

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Si alguna vez ha pasado caminando por la calle Lago Van, seguramente se habrá fijado en los escaparates de sus tiendas y, con toda certeza sus ojos se habrán detenido frente al número 6. No es una tienda exclusiva, ni siquiera puede denominarse “tienda” como tal, pero lo cierto es que la variedad de sus productos, sus precios asequibles y el fin benéfico de la compra lo convierten en un rincón especialmente atractivo para el gran público. Se trata del Rastrillo Solidario. Un proyecto de la Fundación Juan XXIII que ofrece primeras marcas -obtenidas mediante donaciones- a precios simbólicos. El surtido es infinito. Desde pendientes a juguetes, pasando por ropa, cuentos, gafas de sol, libros de cocina, disfraces, zapatillas, hasta perfumes, pulseras y cosméticos. Todo tiene cabida en este rastrillo cuya contribución se destina a fomentar la integración sociolaboral de los discapacitados psíquicos de la fundación.

Tras las Navidades y desde el pasado 5 de enero, el Rastrillo permanece cerrado al público. Sus puertas se abrirán de nuevo el día 22 con prendas de Pedro del Hierro como reclamo principal. Si no les importan las colas, pueden acudir de 10,00 a 13,45 horas y de 17,00 a 18,45 horas y podrán renovar su fondo de armario a un precio muy asequible, al tiempo que colaboran con una buena causa

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x