Astana, ciudad del mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Hace nueve años, el joven Parlamento de Kazajistán tomó una de las más valientes decisiones políticas: trasladar la capital a Astana, el centro geográfico y neurálgico del país. Y también el mismísimo corazón del mundo, entre Europa y Asia, entre el Este y el Oeste. A orillas del río Ishim, se ha levantado, pues, una nueva y próspera ciudad, cuyo único parangón en el mundo es Brasilia. Un sueño que ya es realidad. Programada por distintos arquitectos de categoría internacional, cuenta con un plan maestro de desarrollo axial creado en 1998 por Kisho Kurokawa. Dadas las ventajas otorgadas por el Gobierno para atraer inversiones extranjeras en el ámbito turístico, una de sus principales prioridades, éste es el momento ideal para que los empresarios apuesten por la promoción y el desarrollo global de Astana.

Resulta realmente excitante pasear por una ciudad surgida de la nada. Con una perfecta planificación, los arquitectos han ido creando avenidas, plazas, magníficos edificios, ministerios y departamentos gubernamentales, sedes diplomáticas, centros culturales, museos, residencias privadas, hoteles, etc., hasta conformar en medio de la estepa un conjunto arquitectónico de bello cromatismo. Ello ha arrastrado a numerosas empresas privadas, nacionales y multinacionales, a instalarse en la nueva capital, convertida actualmente, en el centro político, cultural y económico del país. Astana alberga ya ferias internacionales de industria y comercio, así como conciertos de música y festivales. En este sentido, el  más reciente evento lo protagonizó Montserrat Caballé al inaugurar el colosal Teatro de la Ópera. Una obra piramidal proyectada por el arquitecto británico Norman Foster, que pretende convertirse no sólo en un referente artístico internacional comparable al Covent Garden de Londres, sino en símbolo de la paz mundial. Entre otros muchos monumentos de Astana, destaca la torre Baiterek, de 105 m. de altura, emblema de esta futurista ciudad que la Unesco premió con el título de "Ciudad del Mundo".

Turgen Gorge: convivir con nómadas, una experiencia única
Otra de las inolvidables experiencias que puede disfrutar el viajero es visitar algún asentamiento de nómadas. Los kazajos aparecen en la historia a principios del siglo XV como hordas de pastores nómadas procedentes de Turquía. Aunque, actualmente, la industrialización y la agricultura han cambiado la estructura étnica y el estilo de vida kazajo de las últimas décadas, aún existe una minoría (25%) que practica el pastoreo nómada. Turgen Gorge es, entre otras, una de las estepas donde se puede palpar el auténtico nomadismo.

Los nómadas son gentes especialmente nobles y bondadosas, que te observan con curiosidad y acaban regalándote la mejor de sus sonrisas. Enseguida te invitan a que compartas en sus yurtas -viviendas plegables y transportables con las que cada seis meses se desplazan  en busca de nuevos pastos- un delicioso té o incluso un almuerzo. O a la insólita experiencia de beber leche de caballo recién ordeñada.  En su entorno, pastorean cientos de caballos en libertad y rebaños de ovejas. Sin embargo, una de las actividades que más llama la atención es la práctica de la caza con sus águilas y halcones amaestrados, tradición que transmiten a sus hijos desde su más tierna infancia. Convivir unas horas o días con los nómadas se convierte en una experiencia inolvidable.

Si puedes, no te pierdas Kazajistán. ¡Sobran razones para descubrirlo!

www.franciscogavilan.net.
Más información:  Tourism and Sport Agency, 126 Auezov St. Astana 473000. Tel. 3172 396638

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x