inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 17 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/08/2017 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Fallece Luis de Marcos, enfermo de esclerosis que luchó por legalizar la eutanasia
Los familiares acusan a la Consejería de Sanidad prolonga innecesariamente el sufrimiento de enfermos terminales en la Comunidad de Madrid.

Luis de Marcos, 50 años, falleció el pasado martes después de una dura lucha por conseguir avanzar en las conquistas de los derechos sociales. Cuando a Luis le llevaron en el mes de Marzo a un hospital de cuidados paliativos y vio que dependía del criterio de un médico para alargar un tiempo de sufrimiento innecesario, se sublevó.

Luis había sido desahuciado por todos los médicos reconocidos en la lucha contra la esclerosis múltiple. Su enfermedad había seguido una evolución devastadora en un tiempo récord. En siete años había pasado de ser deportista, viajero, inquieto y con una intensa vida social a estar postrado en la cama con dolores neuropáticos, ser totalmente dependiente y sentir como su mielina iba siendo devorada por su propio organismo a velocidad de vértigo.

No había solución, alivio, remedio o esperanza. En su extraordinaria lucidez decidió que quería dejar de sufrir y no ser una carga para la sociedad y para su familia. Sin embargo, los médicos empezaron con sus criterios técnicos, con sus evaluaciones, con sus protocolos. Y Luis comenzó una lucha contra una ley que especifica que son los médicos los que deciden cuando acabar con el sufrimiento de alguien que no tiene esperanza y que en sus manos está alargar o acortar agonías.

 

Al cumplir sus 50 años pidió a su familia morir

Ese día había decidido acabar como acaban muchos otros que se encuentran en esa situación. Es decir, tomando una dosis de pentotal y arriesgándose a morir desamparado y con la posibilidad de que algún médico sospechase algo e iniciara una investigación sobre su entorno más cercano por ayuda al suicidio.

Sin embargo algo ocurrió ese día y lo que era un acto de rendición se convirtió en un acto de reivindicación, en un grito desesperado que pretendía conseguir que lo que le estaba pasando a él no le pasara a nadie más. Y a través de Change.org organizó una campaña que sacudió conciencias de todo tipo.

En la relación con los sanitarios que le trataron durante ese tiempo se dio cuenta que sobre este tema había dos bandos irreconciliables. Pero lo peor era que la parte inmovilista se la había jurado por eso, por protestar. Así, se le negó la ayuda que el solicitaba en domicilio con la misma jerga del hospital (situación no refractárea, paliativo, solo síntomas, etc.). No había medicinas para sedar a Luis.

 

Ley por una muerte digna

Sin embargo el 30 de Junio en el Congreso de los Diputados se dio curso a una ley de Muerte Digna en donde se recogía parte de sus reivindicaciones. Quizás la más importante. “La sedación es un derecho de los que tienen enfermedades degenerativas e irrecuperables”. Cuando Luis cerró los ojos sabía que no había conseguido la eutanasia, pero sí que había conseguido aliviar el sufrimiento de miles de enfermos que vendrán detrás de él y que ya no tendrán que pasar por su calvario.

Luis podía haber fallecido feliz y con la tranquilidad que da el saber que has cumplido con tu deber. Pero no, en el hospital donde finalmente aceptaron sedarle, ya que Luis padecía un sufrimiento existencial, se encontraron con que el dichoso protocolo de sedación ata de pies y manos a médicos y enfermeros no pudiendo acortar de ninguna manera los tiempos de sufrimiento.

Acusamos a los responsables de Servicios Paliativos de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid puestos por el Partido Popular de ser los responsables de esta situación, responsables de haber generado un sufrimiento gratuito a los más desvalidos, responsables de enfrentar a excelentes profesionales (con empatía y conciencia) con familiares angustiados con el alargamiento absurdo de la agonía de sus seres queridos, responsables de malgastar erario público sin más razón que aplicar rutinas inquisitoriales, responsables de implantar una excepción en el mapa autonómico de la salud en nuestro país, responsables , en fin, de llevar al límite la resistencia de miles de enfermos terminales, familias y profesionales durante los últimos diez años”, reza un comunicado emitido por los familiares de Luis de Marcos.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic