Bipartidismo 2.0

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Por Sofía Miranda

Muchos llegamos a la política para luchar contra el bipartidismo putrefacto de los viejos partidos que mermaba este país. Hemos pateado las calles, hemos dedicado el tiempo que nos dejaban nuestros trabajos y familias a hablar con los ciudadanos y a escucharles para encontrar soluciones al bipartidismo imperfecto (sí, ya sé que es raro en este país que un político haya tenido empleo previo antes de la política, pero así es).

PP y PSOE, PSOE y PP. Los viejos partidos llevan años usando las instituciones de todos para enchufar a sus amiguetes en el CIS o TVE, crear chiringuitos políticos, quebrar las cajas de ahorro o conseguir títulos universitarios, además de para elegir a los jueces a dedo.

Dentro de sus numeritos circenses, acabamos de vivir la semana pasada el enésimo chanchullo, y es que no lo pueden evitar, PP y PSOE siguen enfrentándose en las tribunas mientras se dan la mano fuera de cámara cuando la recompensa supera a su ideología. Estos días estamos viviendo por enésima vez como se siguen repartiendo los nombramientos de jueces y del Consejo de Administración de la televisión pública como llevan haciendo 40 años, y eso a pesar de que desde hace unos diez ambas formaciones llevan en su programa electoral la reforma del sistema de elección, pero eso son cosas que se dicen en el marco de una campaña, como dijo hace unos días la ministra portavoz sobre la “imperfección” de nuestra democracia.

No es el tamaño del partido lo que importa, sino las ideas y el proyecto de país, región o localidad que podemos ofrecer a nuestros ciudadanos. Regenerar nuestras instituciones, bajar impuestos, o un pacto educativo que dure una generación y no que dure lo que el partido en el gobierno, son cosas que el viejo bipartidismo ya hemos comprobado que no van a cambiar, y ese debe ser nuestro objetivo, porque Ciudadanos es la alternativa real al bipartidismo, para eso nos hicimos un hueco en el tablero político, y es ese el espíritu que nos debe llevar a seguir trabajando para cambiar el rumbo con un proyecto que nos una a todos.

Ahora, después del inmenso trabajo que costó remar contra viento y marea para que una opción nueva, de centro y liberal apareciese en el tablero político para derribar lo establecido, algunos quieren hacernos ver que ha llegado la hora de ser parte de ese mismo viejo y rancio bipartidismo que vinimos a combatir políticamente, construyendo un nuevo bipartidismo 2.0. Ahora, justamente ahora cuando vienen curvas, es cuando uno demuestra realmente porque está aquí, si por lo que cree o por lo que tiene.

4 1 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x