inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 26 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/01/2008 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
"Los clientes no deben contribuir a que existan publicaciones piratas"
Jesús Ángel Rojo, editor del periódico EL DISTRITO, denuncia la falta de control en las tiradas de algunas publicaciones gratuitas

Sabemos que la PGD es el organismo que controla las tiradas de las diferentes publicaciones gratuitas, pero el hecho de que una publicación gratuita esté controlada por la PGD, ¿qué es lo que supone exactamente para un anunciante?
Estar controlado por la PGD o por la OJD  significa la garantía y seguridad de que las tiradas que realiza una publicación son ciertas, no son engaños ni imaginaciones, sino que son tiradas reales y concretas.

¿Y están todas las publicaciones gratuitas sometidas a este control?
En absoluto. La verdad es que ese es el gran problema actual de las publicaciones gratuitas y sobre todo de las publicaciones gratuitas de ámbito local. Estamos siendo invadidos por multitud de publicaciones que no tienen este tipo de control y está llegando una información al cliente final totalmente falsa y equivocada. Por eso, lo que tratamos de hacer es una política basada en educar al cliente, para que cuando realice una campaña de publicidad sepa verdaderamente qué es y que existe una serie de publicaciones que están controladas por OJD y PGD, que son un símbolo de garantía. Y además, que se de cuenta de que hay otras publicaciones que no están controladas, y eso le puede llevar a engaño.

¿Cuál es la diferencia fundamental entre una publicación que está controlada y otra que no lo está?
En todas las tiradas se hace una auditoría de la OJD o la PGD. Sobre un año de control se hace una media de esas tiradas y eso son los datos que se ofrecen al cliente. Mientras que otras publicaciones no tienen ningún tipo de control. Pueden tener  5.000 ejemplares un mes, 10.000 ejemplares otro mes o lo que quieran. Y de esta forma, ¿qué datos concretos puede ofrecer el editor de la publicación al cliente? Ninguno, el cliente simplemente tiene que confiar en ese editor sobre los datos que le da. Nosotros damos datos objetivos porque no los estamos dando nosotros sino el único organismo homologado para certificar esas tiradas. En consecuencia estamos ante dos tipos de profesionales, unos serios y otro no.

¿Por qué El Distrito solicita siempre el control de todas y cada una de sus cabeceras?
En primer lugar porque tratamos de ser profesionales. En segundo lugar porque intentamos dar al cliente que confía sus campañas a nuestras publicaciones una garantía de que su dinero se ha invertido en algo que es cierto. Y en tercer lugar para diferenciarnos de esas publicaciones pirata que utilizan la mentira, cifras desorbitadas y tarifas muy bajas para hacer una competencia desleal.

¿Existen publicaciones que hinchan las cifras de tirada y por lo tanto engañan para conseguir anunciantes?
Sí, por supuesto. Cada vez nos encontramos más con estos casos. El problema principal del que podemos hablar es algo de base. Las administraciones públicas tendrían que exigir este control a todas las publicaciones porque el dinero es de todos y lo que tienen que garantizar esas administraciones públicas es que ese dinero se gasta en un número real de publicaciones.

¿Qué ventajas tiene un anunciante de El Distrito que no poseen los anunciantes de otros medios?
La ventaja principal es que sabe que se va a gastar su dinero en X ejemplares que está garantizado que se van a hacer. Por ejemplo, en la publicación de Chamartín, Chamberí y Tetuán nosotros tenemos 40.000 ejemplares, certificados y controlados por la OJD y la PGD. Otro puede decir que hace 100.000 ejemplares, poner una tarifa mucho más baja y llevarme las campañas de publicidad. Nosotros no. Nosotros vamos a decir que se hacen 40.000 ejemplares y eso lo certificamos. Y esa es una garantía. Lo contrario es una estafa en toda regla y eso es lo que queremos denunciar. Que los anunciantes no se dejen estafar y que soliciten controles de OJD. En definitiva, estamos intentando quitar del mercado a esas publicaciones que están haciendo daño tanto al anunciante como al lector como a la competencia del resto de publicaciones que verdaderamente cumplen todos los requisitos.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic