Los vecinos cambiarían la zona verde de Escalona y Seseña por una nueva escuela infantil

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Que Latina deje de ser un distrito de segunda en cuanto a dotaciones públicas se refiere es uno de los principales objetivos perseguidos por las asociaciones de vecinos de la zona. Más aún cuando el suelo público escasea y se hace necesario un replanteamiento de las verdaderas necesidades del distrito.

Por ello, los vecinos han manifestado su malestar ante la creación de una nueva zona verde entre las calles Seseña y Escalona. Una inversión que superará los 154.000 euros y que, en opinión de muchos vecinos de la zona, resulta innecesaria ante la cercanía de otros espacios de similares características. Por ello, durante el Consejo Territorial extraordinario donde se debatieron las alegaciones al próximo presupuesto municipal para el distrito, las asociaciones presentes pidieron que esta parcela fuese destinada a la construcción de una nueva escuela infantil.

Aunque la propuesta fue aprobada por mayoría, la concejala advirtió que no era fácil llevarla a cabo. En primer lugar, habría que modificar el Plan General donde el terreno aparece calificado como zona verde. Además, como recoge la normativa, si se elimina un espacio de estas características hay que habilitar otro de los mismos metros cuadrados en el mismo ámbito.

Espacios a la espera de un destino
El distrito de Latina cuenta sólo con otros solares públicos. Dos, al principio de la calle Illescas que ya están comprometidos para la construcción de una biblioteca municipal y un centro de salud; otro en Padre Piquer, obtenido por el Ayuntamiento tras la ejecución del Plan Parcial de la zona; y el último en el número 92 de Illescas. A estos cuatro hay que añadir el solar privado situado en la calle Camarena donde está previsto construir vivienda libre y un equipamiento deportivo.

Algunas entidades como la Asociación de Vecinos de Aluche preferiría otros usos para estos espacios. En Padre Piquer, por ejemplo, solicitan un centro de mayores y una escuela infantil. En Camarena piden la eliminación de las viviendas y la utilización de todo el espacio para el polideportivo. Y en Illescas, otra escuela infantil para el distrito.

Además, llevan tiempo reclamando  la liberación de otros terrenos ocupados en la actualidad por equipamientos que no son satisfactorios para los vecinos como las vías y las cocheras del Metro, la subestación eléctrica de la calle Maqueda o la antigua cárcel de Carabanchel. En todos ellos exigen la creación de equipamientos sociales para el beneficio de los vecinos del distrito.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x