Uno de cada tres hogares en Madrid ha empobrecido con la pandemia, según datos del Ayuntamiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Solo un 63% de los hogares madrileños ha logrado mantener los mismos ingresos.

La pandemia de coronavirus ha generado una “expansión descomunal de nuevos vulnerables” en la ciudad de Madrid.
Y es que uno de cada tres hogares en la capital se ha empobrecido, mientras que un 28,6% de los madrileños ha acudido por primera vez a solicitar ayuda a los servicios sociales.
Así lo informó este viernes el director general de Innovación y Estrategia Social, Héctor Cebolla, durante la presentación del informe ‘Diagnóstico Social de la crisis por Covid-19’.
En dicha comparecencia, Cebolla alertó que hasta 75.000 hogares madrileños recurrieron a solicitar ayuda desde el inicio de la pandemia.
En cuanto al perfil de solicitante, predominan las personas jóvenes y, en concreto, aquellos que tienen menores a su cargo. Del total de solicitantes, un 32% eran personas de procedencia extranjera.
Se trata de datos recogidos en el mes de octubre, los cuales han sido definidos por la vicealcaldesa Begoña Villacís como “desoladores”.
Asimismo, Villacís vaticinó que los próximos datos “serán peores”, después de que la “primera emergencia” generase una “necesidad de una ayuda constante de necesidades básicas”.

“Ayuda, alimentación, menores, comida”

Si se atiende a las llamadas recibidas en el 010, el teléfono de asistencia del Consistorio, las palabras que más recogieron fueron “ayuda, alimentación, menores, hijos, comida”.
Por ello, Cebolla manifestó que “hay un perfil delimitado, que son familias jóvenes con hijos”.
“Es una crisis de familia, en muchos casos de familias vulnerables. Es decir, mujeres solas con hijos”, puntualizó.
Muchos de ellos provienen de zonas con gran demanda de servicios sociales, como Carabanchel o Usera, si bien se han detectado “nuevos focos de vulnerabilidad en el distrito de Tetuán, Ciudad Lineal y San Blas“.
Este empobrecimiento ha sido mayor en los hogares con niños, “que dará como resultado un aumento de la pobreza infantil a medio plazo”.
Otra de las consecuencias del confinamiento ha sido en el ámbito laboral. Según se desprende del estudio, el 82% de las personas aseguraban que su situación laboral “había cambiado”.
Esto puede referirse a despedidos, ERTE o teletrabajo. Parte de esta anormalidad se recuperó, pero en octubre de 2020 un 42% “seguía sin trabajar en las mismas condiciones”.
Se recoge en el estudio que “el desempleo aún no ha crecido de manera desproporcionada, pero sí ha crecido”.
Aún así, “solo un 63% de los hogares ha logrado mantener ingresos” de la misma forma que antes del confinamiento y el comienzo de la pandemia.

Menores, “víctimas silenciosas”

“Los menores han sido víctimas silenciosas en esta crisis”, lamentó el director general de Innovación y Estrategia Social durante la presentación de este informe.
El confinamiento obligó a que las clases dejaran de ser presenciales para ser online. Un 67% de los hogares tenían estos medios en exclusiva para que los menores siguieran las clases y un 25% tenía medios que compartía, pero un 5% no tenía material.
Además, cuatro de cada 10 familias con menores de 12 años en casa pueden tener problemas de conciliación si no hay clases presenciales.
En este sentido, se advierte un “riesgo muy alto”, un 34% de que los padres tengan que reducir la jornada laboral.
El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, aseguró que “una ciudad como Madrid no tenía datos en relación con lo social”.
“Al final intentaba responder como podía a la pura intuición, pero sin datos y sin ningún dato basado en la evidencia”.
Por ello, explicó que “surge la propia dirección de Innovación, para dar luz a cuál es la realidad social”.
Así se crea el ‘Panel de hogares’, en el que habrá 8.000 familias a las que preguntar. Será estable, se les preguntará puntualmente y se les hará un seguimiento.
“Ese ‘Panel de hogares’, todo este ámbito de encontrar y buscar qué es lo que ocurre en la ciudadanía, es la geolocalización”, detalló.
Para Aniorte, “esto es lograr que, de todos los datos de la demanda”, se pueda “saber qué tipo de persona es”, y así “saber el perfil clavado de los demandantes”.

COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DISTRITO TV

ÚLTIMAS NOTICIAS