Sobrevive a una descarga de 15.000 voltios tras manipular un cuadro eléctrico

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Eran las 20.30 horas del pasado 22 de octubre. Una fecha que quedará grabada para siempre en la memoria del joven de 35 años que sobrevivió tras recibir  una descarga eléctrica de 15.000 voltios. Al parecer, el hombre, de origen portugués y cuya identidad no ha sido facilitada, se encontraba merodeando por una zona recóndita del polígono industrial de Vicálvaro cuando se dispuso a manipular y forzar indebidamente un cuadro eléctrico. La corriente, de elevada intensidad, le atravesó el cuerpo penetrándole por ambas manos y saliendo por los glúteos hasta derivar en el suelo terrizo. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron inmediatamente varios efectivos de Samur-Protección Civil, probablemente alertados por vecinos de la zona que se quedaron sin suministro eléctrico como consecuencia del suceso. Allí atendieron a la víctima, que presentaba heridas en glúteos y manos, así como quemaduras en la cara, el cuello y el tórax. Minutos después, el hombre fue trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital de La Paz, donde evoluciona favorablemente tras ingresar en estado muy grave.

El portavoz de Emergencias-Madrid quiso destacar la suerte de este individuo. “De no ser por esto -se-ñaló-, una descarga de esta potencia hubiera significado la muerte inmediata”.

Robos del cableado
Aunque hasta el momento se desconocen los motivos que llevaron al herido a manipular el cuadro eléctrico que le propició la descarga, los vecinos apuntan que el suceso podría estar relacionado con los robos de hilo de cobre de la red eléctrica pública, que se están produciendo con frecuencia en el distrito. Los residentes de la calle Calahorra ya han sufrido en varias ocasiones las consecuencias de esta nueva moda. Una tendencia que también ha afectado a los propietarios de las viviendas de la calle Cristo de la Guía, a quienes la euforia del hilo de cobre les costó más de 4 meses sin alumbrado público. Otras víctimas frecuentes de estos robos son las farolas ubicadas en las inmediaciones del Parque Forestal de Valdebernardo, cuyos vecinos han denunciado cortes de luz en varias ocasiones. En definitiva, tres puntos castigados por los robos de un material que cobra cada vez más valor.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x