La Policía detiene a dos jóvenes marroquíes acusados de cometer 15 agresiones sexuales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Varios han sido los distritos que se han visto envueltos en una de las operaciones policiales más alarmantes vividas en lo que va de año. Durante los últimos meses, los vecinos de Moncloa-Aravaca, Fu-encarral y Hortaleza han vivido con el miedo en el cuerpo debido a la presencia en sus barrios de dos peligrosos delincuentes.

Violadores en serie
Ya hacía meses que el noreste de la capital vivía bajo la amenaza de la actuación de peligrosos violadores en serie. Se estaban sucediendo numerosas agresiones sexuales a mujeres de la zona, y el pánico comenzaba a apoderarse de la rutina de estos madrileños.

De esta manera, la Policía, iniciaba en febrero la denominada ‘Operación Pasamontaña’, que bajo la di-rección de Atención a la Mujer (SAM) y la colaboración del grupo de vigilancia de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, ha conseguido detener a los  delincuentes. La captura de estos individuos tuvo lugar la madrugada del sábado 3 de marzo, en un dispositivo policial establecido al efecto. Los agentes consiguieron interceptarlos cuando merodeaban por las inmediaciones de la calle Antonio Machado en actitud vigilante. Se trata de dos ciudadanos de origen marroquí, T. M., de 26 años, y A.S. de 21. En el momento en que fueron capturados portaban armas blancas, capuchas, guantes de látex y preservativos. Se ha sabido después que, hora y media antes de su detención, habían agredido a la que sería su última víctima en los alrededores del Parque Doña Giomar, aquí en Hortaleza.

Al parecer, los agresores residían en Coslada; pues su hogar fue registrado posteriormente por la Policía. Allí encontraron  más objetos que los implican de lleno en, al menos 15 agresiones sexuales, 13 de ellas violaciones, 16 robos con violencia e intimidación, y otros delitos contra la propiedad.

Colaboración de las víctimas
Gracias a la colaboración que han mostrado las víctimas, todas ellas entre 17 y 33 años, ha sido posible la detención de sus agresores. Según han manifestado en sus escalofriantes relatos, T. M., utilizaba siempre capucha, guantes de latex y abordaba a las víctimas durante la madrugada cuando estas regrasaban a su domicilio intimidándolas con un cuchillo. Las investigaciones policiales apuntan a que, en ocasiones, trasladaba a las jóvenes a un cajero automático de la zona donde las obligaba también a sacar el dinero de sus cuentas.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x