La Policía descubre el cadáver de un detective privado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Maniatado, amordazado, golpeado y con la cabeza cubierta por una bolsa de plástico. Así fue encontrado el cadáver del detective privado, Luis Hernández Bustamante, el pasado 26 de noviembre en Chamartín.

La Policía Nacional recibió una llamada anónima para que acudiera al descampado situado entre la calle Mauricio Legendre y la carretera de Fuencarral. Allí encontraron al detective con evidentes signos de violencia, aunque la autopsia posterior ha confirmado que la causa de la muerte fue una parada cardiorrespiratoria provocada por asfixia.

Los agentes de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía son los encargados de esclarecer el suceso. Según la Jefatura Superior de la Policía, las primeras investigaciones aseguran que el detective, de 50 años de edad, abandonó su trabajo en Ifema la tarde del viernes anterior. Era uno de los vigilantes no uniformados que velan por la seguridad de las ferias. Desde allí, y tras tomar un bocadillo en la calle Alcalá, se dirigió a la zona de copas de García Noblejas donde fue visto por última vez.

Por el momento, no se conoce el móvil del asesinato, ni cómo fue trasladado al descampado de Chamartín. El coche del fallecido, un Seat Toledo gris plata, tampoco ha aparecido.

Sus compañeros de la Asociación de Detectives Privados de España aseguran que era un profesional íntegro y honrado. De hecho, recientemente recibió una medalla  a la constancia por sus 25 años de dedicación. Por ello, rechazan las hipótesis que le sitúan formando parte de asuntos turbios o de in-vestigaciones sobre tráfico de armas.

Sin embargo, las brutales condiciones del asesinato hacen pensar que este fue premeditado. Más todavía si tenemos en cuenta que la documentación del fallecido tampoco ha sido encontrada, por lo que los autores del asesinato conocían la identidad del detective.

Algunas voces han apuntado a que pudieran confundir a Luis Hernández con un joyero o un marchante de arte porque, habitualmente, trabajaba para ellos. Este extremo no ha sido confirmado todavía.

 

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x