Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Madrid mantendrá el toque de queda a las 22:00 y el cierre de la hostelería a las 21:00 hasta el próximo jueves

A partir del jueves se permitirá un «cierre flexible» de la hostelería, aunque no pudiendo admitirse público desde las 22:00 horas.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, informó que el toque de queda se mantendrá a las 22:00 horas hasta el jueves de la semana que viene, y el cierre de la hostelería a las 21.00 horas.

En la rueda de prensa para informar sobre la situación epidemiológica y asistencial por el Covid-19, Zapatero señaló que se mantiene la situación actual respecto al toque de queda.

A partir de esa día, si sigue la «tendencia descendente», el toque de queda se retrasará hasta las 23:00 horas y, por consiguiente, la hora de cierre de la hostelería a las 22:00 horas.

Esto, «siempre y cuando la situación epidemiológica y asistencial así lo permita», recalcó Zapatero, quien explicó que habrá excepciones para cines, teatros y espacios similares.

«Se les permitirá tener un cierre flexible siempre que se respete el toque de queda a las 23:00 horas, y no pudiendo admitirse público a partir de las 22:00 horas», avanzó.

Por su parte, el Gobierno regional informó en un comunicado que la modificación del toque de queda entrará en vigor a las 00:00 horas del próximo jueves.

Es decir, tras la publicación de las actualizaciones del Decreto de la presidenta de la Comunidad de Madrid y de la Orden de la Consejería de Sanidad.

Artículo relacionado:  La Comunidad contrata 15 plazas para menores en Casa de Campo y pisos de Fundación Antonio Moreno

Decisión «en función de la tendencia»

Zapatero subrayó que la decisión de modificar el toque de queda a partir del jueves se tomará «en función de la tendencia epidemiológica y del nivel de presión asistencial».

Tras destacar que a fecha de hoy, hay casi 700 pacientes en la UCI, consideró «razonable mantener las medidas por lo menos unos cuantos días más».

Asimismo, aseguró que las medidas planteadas de aquí al jueves son «intensamente restrictivas», pues continuará la limitación de movilidad nocturna para toda la Comunidad.

Además, a partir del lunes habrá restricciones para entrar y salir en 55 zonas básicas y 14 núcleos urbanos de pequeñas localidades, donde viven 1,4 millones de madrileños.

Dicha cifra representa el 20,7 por ciento de la población en la región, que concentran el 24 por ciento de los contagios.

Además, el número de comensales en las terrazas se mantiene con un máximo de seis personas por mesa, y un máximo de cuatro comensales por mesa en el interior de los establecimientos.

De igual modo, sigue la obligatoriedad del uso de la mascarilla de forma continuada, tanto en el interior como en la terraza, excepto en el momento concreto de la ingesta de bebida o comida.

Artículo relacionado:  Más Madrid formaliza ante el TSJM la demanda contra la Ordenanza de Movilidad

También continúa suspendido el servicio en barra, y se permite continuar con la entrega de comida a domicilio hasta las 00:00 horas.

«Leve mejoría»

La situación epidemiológica pone de manifiesto que el cambio de tendencia detectado los últimos días «se consolida», con un descenso del número de casos del 28%.

Asimismo, la tendencia descendente de esta semana se acentúa a un 36 por ciento respecto a hace dos semanas.

El descenso también se observa en la Incidencia Acumulada a 14 días, situada en 625 casos por 100.000 habitantes, mientras el viernes pasado se situaba en 860 y hace 15 días en 994.

Con ello, se demuestra que «el nivel de transmisión es menor», aunque Zapatero advirtió que Madrid se mantiene «en continua alerta y muy atentos».

El viceconsejero de Salud Pública también destacó la presencia de variantes con «alto nivel de transmisibilidad» en la región. Es decir, de la cepa británica y de la variante brasileña.

Respecto a la situación asistencial, señaló que se observa un descenso de los indicadores a todos los niveles, tanto en los hospitales, como en Atención Primaria y SUMMA 112.

Menos hospitalizaciones

Con 4.165 pacientes ingresados, 3.475 planta y 690 en UCI, las hospitalizaciones han descendido en más de 600 respecto a la semana pasada.

Artículo relacionado:  Madrid esperará a tener más población vacunada para dejar atrás la mascarilla en exteriores

También los nuevos ingresos, con 453 pacientes menos, cuando la semana pasada disminuyeron en 184.

En Atención Primaria, la bajada se nota tanto en la actividad como en la positividad, que se sitúa en torno a un 15 por ciento, cuando hace 15 días se situaba en torno a un 20 por ciento.

La actividad del SUMMA 112 también está a la baja, situándose a niveles de la época pre Covid.

Zapatero remarcó que aunque los datos indican una «leve mejoría», la presión asistencial continúa, y ha indicado que el Hospital Isabel Zendal ha atendido ya a más de 2.000 pacientes.

Así, puso en valor «el gran alivio asistencial y la enorme contribución que supone este centro para el sistema».

Prohibición de reuniones de no convivientes en domicilios

Por su parte, la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, indicó que continúa la prohibición de juntarse en domicilios personas no convivientes.

En ese sentido, agregó que si se sigue produciendo, «como hasta ahora», que la transmisión se da fundamentalmente a nivel domiciliario, se mantendrán «las medidas que correspondan».

Finalmente, dijo que dependiendo de la evolución epidemiológica, «se valorará si es necesario introducir un cambio en este sentido».

Loading

Loading

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el distrito tv

lo más leído

Lo más visto

Scroll al inicio