Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los reyes son los padres

Por César Blanco González

Mi querida España, esta España mía, esta España nuestra, ¿qué te está pasando?

Tras el primer año de la era sanchista me preguntaba a mí mismo donde estaría el límite de este sátrapa. Hoy tengo claro que no tiene límites, nada le da vergüenza y sus esfuerzos están centrados unidireccionalmente en comprar a medios de comunicación, sindicatos y asociaciones varias mientras en paralelo aumenta al máximo los apesebrados, para focalizarse en controlar el relato.

Los hechos y la realidad le dan igual, solo importa lo que diga la caja tonta.

Hace poco un amigo, y político muy honesto (que poquitos nos quedan de esos), me comentaba el peligro que tiene rodearse de pelotas que te dicen «sí, bwana» a todo. Muchos mequetrefes se rodean de palmeros que solo saben decir «magnífica idea, jefe», aunque la genialidad sea pegarse un tiro en el pie «a lo Casado». Esto vale tanto para Sánchez como para Putin, ojo.

Artículo relacionado:  El Gobierno traslada inmigrantes desde Canarias a la Península, a pesar de haber negado esa opción

Imaginar las conversaciones post entrevista-masaje entre Ferreras y Sánchez, «amo, ¿lo he hecho bien? Espero no haber fallado en nada, si no usted duerma tranquilo, que cualquier fleco lo arregla luego mi mujer en Newtral». (Lo de «dormir tranquilo» no lo he escrito sin querer…)

En marzo de 2022 la duda que a mí no me deja dormir no es hasta dónde podré llegar el sanchismo, sino hasta donde tenemos tragaderas los españoles. No les pongo ejemplos sobre la luz, el gas, los combustibles o respirar porque no pretendo que enfermen; mi intención es que despierten.

Preparen las pupilas para un nuevo «Aló, presidente» cargado de ayudas mágicas y bendiciones del flamante mandamás. Pero no sé dejen engañar, los reyes son los padres, y esa fiesta la vamos a pagar entre todos. El dinero no crece en los árboles y los progres no lo saben.

¡Ay, Pedrito! Sé que llegamos tarde, pero te sacaremos de las orejas de Moncloa. Has logrado sedar a parte de un país maravilloso con tu trilerismo, pero tú tiempo se acaba. Feijóo no es Casado, el gallego sabe que al PP actual sólo le queda una bala en la recamara y no puede meter la pata, tiene muchos kilómetros y a éste no le toreas.

Artículo relacionado:  Acuerdan por unanimidad la prórroga de los ERTE hasta el 31 enero del 2021

En España ya estamos todos encasillados y etiquetados: todo lo que no sea genuflexionar ante el ‘Dios Sánchez’, es ser ultraderecha. Que llegue pronto diciembre del 2023.

Loading

Loading

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el distrito tv

Últimas Noticias

Scroll al inicio