La residencia de la Virgen de la Paloma ya tiene planes de reconstrucción tras un año del siniestro

La residencia de la Virgen de la Paloma tiene un anteproyecto de reconstrucción, un año después de la explosión
Ricardo Rubio - Europa Press
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en linkedin

Para recordar a las víctimas, este jueves está prevista la celebración de varios actos, entre ellos una misa conmemorativa en la parroquia Virgen de la Paloma presidida por Gabriel Benedicto

Un año después de la explosión de gas que sacudió el edificio parroquial del Arzobispado de Madrid, en la calle Toledo 98 de Madrid, que se cobró la vida de cuatro personas y dejó heridas a otras 10, la residencia de la parroquia de la Virgen de la Paloma ya tiene un anteproyecto para “dar los primeros pasos y mirar al futuro”.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el párroco Gabriel Benedicto Casanova ha indicado que están en un “tiempo de consultas” y tienen que pedir información al Ayuntamiento de Madrid para barajar las mejores opciones. La idea de la parroquia es “ponerse en camino” para recaudar fondos y hacer un proyecto nuevo para poder abrir otra vez las puertas.

Este edificio, ahora siniestrado, se construyó en su momento gracias a las donaciones, y ahora los responsables de la parroquia confían en volver a reconstruirlo gracias a la aportación de los ciudadanos.

“El edificio se nos quedaba un poquito limitado”, ha reconocido Gabriel Benedicto, quien ha explicado que necesitaban más salas para catequesis y un lugar de estudio. Lo importante para ellos ahora, ha señalado, es centrarse en cómo definir un nuevo proyecto y asentar las bases para volver a empezar.

Vidrieras reparadas

La magnitud de los destrozos requerirá una suma importante para reconstruir el edificio, ya que el coste del proceso de desescombrado interno y externo tras la deflagración supone un coste de “cientos de miles de euros”, un importe que “va a cargo del seguro de la aparroquia”, ha explicado el párroco.

Por el momento se ha realizado la reparación de las vidrieras y de los tejados, y se han limpiado los escombros, aunque se trata de un proceso “que va para largo”. Benedicto ha subrayado el vacío que ha generado la explosión y la destrucción de un “hogar”, un lugar que servía de encuentro y celebración.

“En el patio hemos hecho hasta concursos de chotis y conciertos”, recuerda. Aunque la comunidad ha sido acogida en otras parroquias de Madrid, el párroco ha manifestado que tienen la sensación de ser “refugia-dos” a la espera de que en el futuro nazca un nuevo edificio.

Después de que la Audiencia Provincial de Madrid desestimara el recurso de apelación presentado por las familias de las víctimas y se archivara el caso por medio de la vía penal, en el futuro las víctimas y la propiedad del edificio iniciarán la vía civil para “depurar responsabilidades, porque hay muchos implicados y muchas personas que están detrás del accidente”.

Para recordar a las víctimas, este jueves está prevista la celebración de varios actos, entre ellos una misa conmemorativa en la parroquia Virgen de la Paloma presidida por Gabriel Benedicto, y una misa solemne en recuerdo de las víctimas mortales presidida por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en la Catedral de la Almudena de la capital.

0 0 votos
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x