La apuesta por la vivienda, también para la clase media

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Por Mariano Fuentes Sedano

Las clases medias suelen ser las grandes olvidadas en las políticas de vivienda que tradicionalmente se ponen en marcha desde las administraciones públicas. Es evidente que lo prioritario es atender a los más necesitados, pero nosotros pensamos que no es incompatible ofrecer vivienda asequible para quien menos tiene con asegurar el acceso a la vivienda digna para enormes capas de clases medias que hoy se encuentran, de facto, con un veto tras años de precariedad salarial y laboral.

El fracaso de las políticas de vivienda del anterior equipo de Gobierno se tradujo, entre 2015 y 2019, en que el precio medio de venta de vivienda en Madrid subió un 43% y el del alquiler un 36%. Para las clases medias esto supone un obstáculo difícil de sortear para poder encontrar piso en Madrid. O bien tienen que elegir zonas donde no querrían vivir, o bien tienen que emigrar y buscar una casa en los municipios colindantes.

Nosotros queremos revertir esta situación y sentar las bases para unas políticas eficaces que permitan a los madrileños, sobre todo a los jóvenes, vivir en nuestra ciudad, en sus distritos, y que no tengan que emigrar. No se trata solo de atajar los evidentes problemas de movilidad y atascos que se generan, sino de retener el talento, rejuvenecer los barrios y hacer de Madrid una ciudad viva y en evolución constante.

Nuestra Área de Gobierno de Desarrollo Urbano, con el Área delegada de Vivienda, ya ha empezado a trabajar en esta línea. Hace unas semanas presentamos nuestra estrategia integral de vivienda,  que incluye un ambicioso Plan de Alquiler con medidas que piensan en las clases medias. En primer lugar, el programa ConFianza, que sirve para que la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) adelante la fianza de entrada al alquiler, que suele ser una de las principales barreras de acceso para una generación que lleva demasiados años con salarios precarios y que muy difícilmente ha conseguido ahorrar esos miles de euros que se suelen exigir como fianza. El préstamo se devolverá de forma progresiva mientras dure el contrato. En segundo lugar, lanzamos un Bono Joven para menores de 35 años pensado para que el inquilino acceda a una serie de ayudas en función de la unidad familiar y de sus características socioeconómicas.

Nuestro modelo de vivienda es radicalmente diferente al que propone la izquierda. Frente a la inacción, la parálisis de la construcción y la pulsión por sobrerregularlo todo; los liberales preferimos apostar por la libertad, el desbloqueo y la puesta en marcha de los desarrollos urbanísticos pendientes para incrementar la oferta de vivienda en la ciudad, la única medida que de verdad asegura la bajada y contención de los precios. Solo el desbloqueo de los desarrollos urbanísticos del sureste que hemos puesto en marcha en este mandato va a suponer la construcción de 100.000 nuevas viviendas para las clases medias madrileñas.

En definitiva, más liberalismo, más apuesta por las clases medias y menos intervencionismo y sectarismo; con el objetivo de asegurar el acceso a los programas públicos de ayudas a todos, también a los jóvenes que, hoy por hoy, solo encuentran trabas para desarrollar en libertad su propia apuesta de vida.

Mariano Fuentes Sedano es Delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid y concejal de Ciudadanos.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x