Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

España somete a Francia (2-1) con goles de Yamal y Olmo: jugará su quinta final de una Eurocopa

España somete a Francia (2-1) y jugará su quinta final de una Eurocopa
Lamine Yamal celebra su gol contra Francia en las semifinales de la Eurocopa Alemania 2024 en el Allianz Arena de Múnich, a 9 de julio de 2024. - IMAGO / LaPresse

La selección española de fútbol masculino superó este martes a Francia (2-1) en la primera semifinal de la Eurocopa 2024 de Alemania, disputada en el Allianz Arena de Múnich, gracias a los goles de Lamine Yamal y Dani Olmo que firmaron la remontada para meter a España en su quinta final de Eurocopa, en busca de un cuarto título que sería histórico.

De momento, el conjunto entrenado por Luis de la Fuente se ganó el derecho a buscar ese cuarto título, que situaría a España en cabeza del palmarés del campeonato continental.

Y lo hizo siendo mejor que Francia, con más juego y ocasiones y asegurando así el billete, para esperar a Países Bajos o a Inglaterra en la final del domingo en Berlín.

España, que cayó en semifinales en la Euro 2020, se desquitó en Alemania y logró el pase a esa quinta final.

Fue, además, en una noche histórica para Lamine Yamal, el goleador más joven en la historia de la competición y MVP de este partido, y para un Dani Olmo que, con tres goles en tres duelos seguidos, es el español con una mejor racha en este sentido en la Euro.

Y España, con seis victorias seguidas, también bate sus mejores datos en la competición. Suele España rendir bien ante sus vecinos del norte en duelos clave y esta vez no fue distinto.

España llegaba con la vitola de favorita y la defendió bien en el césped del Allianz Arena, ya de inicio avisando con una clara ocasión de Fabián Ruiz, que no pudo conectar bien un remate de cabeza dentro del área, y hasta el final, cuando Lamine Yamal estuvo a punto de lograr su doblete justo antes de irse, merecidamente, a descansar al banquillo tras un gran partido.

Y eso que fue Francia la que se adelantó en una de las pocas ocasiones que tuvo el combinado de Didier Deschamps. Y esta Francia, si algo tiene, es su solidez defensiva.

Artículo relacionado:  Ayuso aclara sus palabras sobre Hamás y ETA: "No se puede premiar el terror"

Pero España fue la primera selección en marcarles de jugada y en hacerlo por partida doble, primero con un auténtico golazo de Lamine Yamal y, luego, con esa buscada fortuna de Dani Olmo. Dos martillazos para subsanar el error de marcaje en el tanto inicial de Kolo Muani.

Dembélé, que apenas apareció, se fue internando desde la derecha, asistió en la izquierda a Kylian Mbappé, también ‘disparu sur le terrain’ el nuevo delantero del Real Madrid, y este asistió en un centro largo idóneo para que Kolo Muani, de cabeza, rematara perfecto a gol, aprovechando la ausencia de marca de la defensa española, entrenado libre entre Laporte y Cucurella.

Pero ese primer y único gol de Francia en juego en esta Eurocopa quedó en anécdota. Estaba pasándolo algo mal España, con una Francia crecida tras el gol, que no atacó mucho más pero que parecía tener el control del partido.

Hacía falta un cambio rápido de chip y Lamine Yamal, en el 21′, se sacó un golazo de su mágica pierna izquierda. Engañó y rompió la lejana marca de Adrien Rabiot, desde lejos en la frontal del área, y no lo dudó; zurdazo con rosca.

Superó a Maignan el balón, que dio en el palo y entró antes de que Lamine, en su primer gol en esta Euro, abriera otra carrera para festejar el empate.

Lamine es ya, además, el goleador más joven en la historia de la Eurocopa. Con 16 años y 362 días, supera al suizo Johan Vonlanthen (que marcó con 18 años y 141 días), que también marcó contra Francia en la Euro 2004, 20 años atrás.

Artículo relacionado:  La Policía registra la Consejería de Sanidad de Canarias por el 'Caso Mascarillas'

Y apenas 4 minutos después Dani Olmo, pese a que parecía que su disparo se iba fuera e inicialmente se dio el tanto en propia a Jules Koundé, consumó la remontada.

Y lo hizo tras una gran jugada, en la que el de Terrassa, con un toque sutil con el exterior de su pie derecho dentro del área, engañó a un Aurélien Tchouameni que se quedó roto.

Se abrió hueco para el disparo con ese regate y con algo de fortuna, con ese desvío de Koundé, le dio la vuelta a una semifinal que había empezado mal para los intereses de los de Luis de la Fuente.

Un tanto importante para Olmo, primer jugador español que marca en tres partidos seguidos en una Eurocopa. Tras la remontada, fue Francia la que se vino abajo.

España amarró corto el balón, y tuvo además alguna contra peligrosa en botas de Nico Williams y Lamine Yamal en las pocas acciones en las que Francia intentó atacar y pudo España recuperar el balón.

Pero lo cierto es que el primer tiempo tuvo dos caras; hasta el 2-1 con ocasiones de gol y, tras los tantos, una pausa española a través de la posesión de balón.

Con estos dos goles del triunfo, España suma 13 goles en la Euro 2024, igualando su propio récord de goles en una Eurocopa, establecido en la pasada edición de 2020.

Sólo Francia (que marcó 14 en 1984) ha marcado más goles en una fase final de la Euro, así que si España marca un gol en la final, igualaría ese récord y, si marca dos o más, rompería un récord histórico más.

De la Fuente, nada aburrido superando a Deschamps tácticamente

Tras el descanso, el partido volvió a estar más movido, pero sin cambiar el hecho de que Francia no encontraba la manera de morder ni atacar a los españoles.

Artículo relacionado:  Más de mil detenidos en Madrid durante el estado de alarma

De hecho, un balón largo para Nico Williams casi acabó en tragedia para Francia, pero el toque del extremo del Athletic para intentar superar a un Maignan que salió de su portería no funcionó y el meta cortó la acción, de forma muy, pero que muy arriesgada.

El seleccionador español, Luis de la Fuente, tuvo que mover el banquillo cuando Jesús Navas se lesionó al poco de salir de vestuarios, dando entrada a Daniel Vivian, pasando Nacho a la posición de lateral diestro.

Cambio que obligó a los españoles a modificar algo el esquema, al perder profundidad ofensiva por la derecha y tener que ayudar a Nacho en la cobertura a Mbappé. Todo salió genial, a pedir de boca.

En cambio, el seleccionador francés, Didier Deschamps, sí movió ficha a voluntad propia y lo hizo por triplicado, buscando cambiar el signo de un partido que tenían en contra en todos los aspectos.

Así, Antoine Griezmann, Eduardo Camavinga y Bradley Barcola entraron a la vez en el minuto 62 para revolucionar el choque, pero lejos quedaron de aquella revolución francesa que cambió a su país y, de paso, la vida en Europa.

España, bien asentada en el césped del Allianz Arena, no lo permitió y el guion no tuvo un giro repentino. De hecho, Lamine Yamal fue quien más cerca estuvo de marcar hasta el final del choque, con un tiro similar al del 1-1, más fuerte y algo arriba.

Francia lo intentó, pero ni inquietó a un Unai Simón que no tuvo trabajo en esta semifinal de récords para España. Falta un único partido para culminar el trabajo deseado.

Loading

Loading

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el distrito tv

lo más leído

Lo más visto

Scroll al inicio