El verdadero voto útil

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Por Martín Casariego

Desde hace dos años, Ciudadanos entró en el gobierno del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid. Y desde entonces, nos hemos preocupado por el bienestar de los ciudadanos, por sus problemas, por mejorar las condiciones de vida de los madrileños.

Y quizá ese ha sido un error parcial: hemos gestionado muy bien, pero nos hemos olvidado o no hemos sabido comunicarlo, de tal manera que mucha gente adjudica los logros de Cs al PP.

Y así, muchos ciudadanos desconocen que hemos influido (cuando no decidido) en asuntos tan importantes como la apertura de las terrazas, de cines y teatros, ayudas sociales récord, perfecto funcionamiento de Mercamadrid, que permitió el abastecimiento de la ciudad durante el confinamiento, rebaja del IBI, el Metro abierto 24 horas durante la tormenta Filomena, etc, en una época, además, especialmente difícil, marcada por el Covid-19 y perjudicada aún más por dicho temporal.

Y con ese afán de ocuparse de los verdaderos problemas de los ciudadanos, de ser dialogantes, de huir de los extremismos, de rechazar a quienes nos quiere llevar de 2021 a 1936, se presenta Edmundo Bal a las elecciones del 4 de mayo.

Con propuestas positivas, como el Abono Transportes 30×30 para jóvenes, hacer permanentes 11.000 plazas temporales de sanitarios y 6.000 de profesores de refuerzo, inversión del 2% del PIB en Ciencia, apoyo a los tratamientos de fertilidad públicos y deducciones para los privados, bajada del IVA para el deporte…

Y, además, Cs, Edmundo Bal, es la mejor opción para esos votantes moderados a los que no les gustaría ver a Vox en el Gobierno de la Comunidad de Madrid, ni tampoco a Podemos. Por esto aparqué durante unos años mi carrera literaria y entré en política: porque veía ya el peligro que representan los extremos, y muy especialmente, el señor Iglesias.

Y en esta campaña del 4 de mayo hemos podido comprobar que mis temores estaban justificados, con una polarización cada vez más acusada, con los partidos de la izquierda negándose, por ejemplo, a condenar el apedreamiento de los asistentes a un acto de Vox en Vallecas, y con el señor Gabilondo echándose en los brazos de Podemos.

Votar Cs es hoy más necesario que nunca. Es el verdadero voto útil, por su capacidad de gestión y por su talante moderado y abierto. Es el único voto capaz de impedir que entren en el Gobierno los extremos. El 4 de mayo se habrá quedado despejada la incógnita y sabremos si un número suficiente de madrileños ha comprendido este asunto capital.

Martín Casariego es Concejal Presidente de los distritos de San Blas-Canillejas y Vicálvaro.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x