El empobrecimiento de España

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Por Roberto Centeno

La mayor parte de la gente no parece consciente de que el PSOE, el PP y los separatistas son desde la infausta Transición, organizaciones de saqueo, expolio y nepotismo nunca vistos ni en la historia de España ni de Europa, y lo que resulta aún mas inaudito, de destrucción de la nación. A día de hoy, la mitad de la clase media ha sido destruida. La juventud ha empeorado hasta un 50%  su salario real. La deuda total (no la del PDF, que es la publicada pero no representa toda la deuda) del 160% del PIB será la ruina de la nación. La deuda externa bruta remontó en 2020 y supone ya el doble del PIB, la cifra mas alta de todo el mundo desarrollado. Y con el impuesto de sucesiones, todos los bienes serán expoliados en una generación.

En 2020 Sánchez ha realizado la peor gestión sanitaria del mundo y la peor gestión económica de los 44 países que monitoriza la OCDE (mayor caída de PIB, peor dato de déficit y 100.000 empresas destruidas); ha enchufado 150.000 personas con sueldo medio de 40.000 euros, y somos líderes de occidente en paro total (26%), paro juvenil (48%) y sin esperanza futura de encontrar un trabajo digno, desigualdad sangrante, pobreza (un tercio de la población vive por debajo de su umbral) y arbitrariedad del poder basado en el control casi total del poder judicial. Los socialcomunistas han convertido a España en el país mas endeudado, mas subsidiado y con mayor destrucción de empresas.

En 1975 España era la 8ª potencia económica del mundo, hoy la 16ª. De una renta per cápita del 83% de los nueve países centrales de la UE,  hoy el 70%. De una industria, el 36% del PIB al 14%. De una  fiscalidad, del 10% al 50%. De un paro, del 3% al 26%. De un crecimiento medio del 7,5% anual, a otro del 1,2% durante 40 años, lo que representa la tercera parte de nuestro crecimiento potencial.

¿Cómo se ha producido este desastre? Un analfabeto funcional sin el menor sentido del Estado, Adolfo Suárez, y sus secuaces, dividieron España en 17 trozos arbitrarios todos contrarios a nuestra realidad histórica y geográfica, y nos impusieron  una Constitución inaudita donde se nos roba la democracia y se nos impone un régimen oligárquico de partidos sin separación de poderes, donde increíblemente son legales los partidos que desean destruir la nación, algo único en el mundo, y donde los votos de los separatistas cuentan cinco veces más que los de los no separatistas, algo que entra de lleno en el terreno de la locura y de la alta traición.

Cuando Camilo J. Cela, entonces senador por Designación Real, vio la Constitución y con una oligarquía de partidos sin separación de poderes, diría “ si tuvieran vergüenza y  honor, los autores de este engendro que nos llevará al desastre, deberían pegarse un tiro”. Pero no solo no se lo pegaron, se enriquecieron hasta límites increíbles (Jordi Pujol, por ejemplo, acumularía una fortuna de mas de 3.000 millones de euros), enchufaron a 2,3 millones de familiares y amigos, montaron un Estado que despilfarra 100.000 millones de euros/año, sobornaron a los medios privados convirtiéndolos en escandalosos altavoces de propaganda y, por supuesto, los públicos que a la propaganda unieron el adoctrinamiento, controlaron el sistema educativo, y maximizaron el expolio.

En definitiva, tenemos un Estado que es una estructura de saqueo y expolio a los ciudadanos, con un sistema impositivo cuyo único objetivo es robar todo lo posible a la parte productiva de la sociedad. Un dinero que, unido a lo que nos endeudan, se reparten ellos y su red clientelar. A día de hoy, el modelo socialcomunista en nuestro país es muy claro: intervencionismo, liberticidio, generación de redes clientelares y endeudamiento salvaje a pagar por las generaciones futuras. España será el país no solo europeo, sino desarrollado, con mayor paro y déficit en 2021 y siguientes.

El resumen es claro. Han desindustrializado, saqueado y arruinado a este país. En 2020 el gobierno socialcomunista y, en concreto, su vicepresidente Iglesias, una vergüenza y una infamia imborrable para nuestro país, han sido responsables de decenas de miles de muertos en las residencias de ancianos de toda España; han sido los mejores amigos del separatismo y del filo terrorista; han desarrollado un mal llamado “escudo social”, que ni ha sido escudo ni ha sido social; han justificado la violencia, atacado y amordazado al Consejo del Poder Judicial; han amenazado con el expolio de toda la riqueza, porque según esta canalla, «toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual sea su titularidad esta subordinada al interés general”; y han consagrado un sistema de terror fiscal.

Por ello, o acabamos como sea con esta canalla política o ellos acabarán con nosotros y, lo que es peor, con nuestros hijos y nietos que, por primera vez en la historia, viven peor que sus padres.

El PSOE es hoy una banda de traidores y saqueadores: han destruido la mitad de la clase media, los jóvenes han empeorado hasta un 50% su salario, la deuda es ya impagable, y con el impuesto de sucesiones, todos los bienes acabarán expoliados en una generación.

Esta es la razón para votar a Vox y no a Ayuso, miren lo que dice el  mindundi de Casado: “La victoria de Ayuso es clave para que yo sea presidente del Gobierno”. Tonto de baba y traidor que atacó en Cataluña a la Policía por defender la Constitución y la Ley.

Roberto Centeno es Catedrático de Economía de la UPM.

4 4 votos
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x