Solicitan 16 años de cárcel para un profesor acusado de abusar de cuatro alumnas

El fiscal solicita 16 años de cárcel para un profesor acusado de abusar de cuatro alumnas de Primaria
POLITICA ANDALUCÍA ESPAÑA EUROPA JAÉN AYUNTAMIENTO DE LINARES
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La Fiscalía Provincial de Madrid pide 16 años de prisión para un profesor de sexto de primaria que desempeñaba su actividad en un colegio de la capital por abusar sexualmente de cuatro alumnas de 11 años de edad «de forma reiterada», han informado fuentes fiscales

El juicio se celebrará el próximo jueves en la Audiencia de Madrid. El fiscal reclama en concepto de responsabilidad civil por los daños morales causados 3.000 euros para cada una de ellas, siendo responsable civil subsidiario el centro escolar.

El escrito de acusación señala que el docente estuvo destinado en el centro entre los meses de septiembre de 2017 y enero de 2018 donde desempeñó la labor de profesor y tutor de alumnos de entre 11 y 12 años.

La Fiscalía sostiene que durante esos cinco meses, el docente mantuvo un comportamiento de relación con cuatro alumnas basado «de forma reiterada» en tocamientos en diversas partes del cuerpo, caricias en la espalda por debajo de la camiseta o en susurrarles palabras al oído y besarlas cerca de la boca, en la nuca o en el cuello.

A una niña de 11 años llegó a sentarla, presuntamente, sobre sus rodillas aprovechando la corrección de ejercicios en clase y «sirviéndose de idéntica circunstancia para asirla por la cintura, acariciarle la mano y el pelo y susurrarle al oído». La misma conducta mantuvo con otra niña de la misma edad «siendo habitual que le diera palmadas en el trasero».

A lo largo de esos cinco meses, pero en fecha no determinada, se acercó, presuntamente, a otra alumna también de 11 años de edad a quien arrinconó en un pasillo del colegio «tratando de obligarla a que le abrazara, logrando ella zafarse».

A una cuarta alumna, presuntamente, le hizo sentarse también sobre sus rodillas y en otras ocasiones le tiró de la falda, «metiendo y pasando su dedo por la goma de la cinturilla de la misma, siendo habitual que le diera palmadas en los glúteos». Asimismo, en otra ocasión se acercó a ella y le susurró al oído que «sabía que era una rompecorazones».

Todos estos actos eran públicos, bien en clase, bien en el patio, bien en los pasillos del colegio, lo que determinó que fuera despedido por el centro escolar.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x