Las antiguas Escuelas Aguirre, sede de la futura Casa Árabe en Madrid

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Hoy en día, nadie duda de que Madrid se está convirtiendo en un símbolo de la diversidad y de la integración intercultural donde, por encima de fronteras e ideologías, conviven ciudadanos de todo el mundo. Una realidad que obliga a las administraciones presentes en la ciudad a reunir esfuerzos para garantizar la correcta integración de los recién llegados y de su cultura en la sociedad madrileña.

Un paso más en esta integración es el convenio de colaboración entre el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Comunidad de Madrid, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba, rubricado el pasado 6 de julio, para crear la Casa Árabe en Madrid y el Instituto Internacional de Estudios Árabes y del Mundo Musulmán en Córdoba.

La idea es que la Casa Árabe “esté orientada hacia la realidad, que afronte y abra cauces para solucionar los desafíos de fusionar un tiempo y un espacio determinado, el Madrid del siglo XXI, con una cultura que nos resulta muy familiar y que está muy presente en el mundo actual”, destacó Gallardón. Y es precisamente esta presencia de la cultura árabe en la ciudad la principal razón que motivó al Gobierno municipal a apoyar el proyecto de nacimiento de este punto de encuentro intercultural. Una iniciativa en la que es imprescindible involucrar a la sociedad civil, “invitarla a que participe activamente en el intercambio cultural -destacó el alcalde- y el conocimiento mutuo para, desde el respeto y la tolerancia, construir un espacio común de convivencia”.

Por todo ello, el Ayuntamiento ha ofrecido las antiguas Escuelas Aguirre a tal fin. Un edificio neomudéjar surgido a finales del siglo XIX, de 3.828 metros cuadrados y ubicado en un entorno privilegiado, el parque del Retiro. De esta forma, la Casa Árabe se unirá a la Casa de América, uno de los referentes culturales actuales de Madrid, y a la Casa de Asia de próxima creación, posibilitando el contacto entre tres culturas de tres continentes en una misma ciudad.

Los ciudadanos de origen árabe han aumentado en la capital un 70% en los últimos cuatro años hasta alcanzar los 40.000 vecinos. Lo que supone el 7% del total de la población extranjera de la ciudad.

0 0 voto
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x