Al banquillo el Míster España que mató a su padre de varias cuchilladas en un ataque psicótico

Al banquillo el míster España que mató a su padre de varias cuchilladas en un ataque psicótico
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en linkedin

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía reclama al acusado 2.500 euros para los agentes que resultaron heridos

Un jurado popular de la Audiencia Provincial de Madrid juzga desde este lunes al míster España Vicente Hernández por matar de varias puñaladas a su padre en un ataque psicótico cuando se encontraban en Madrid para hacer un casting.

La Fiscalía de Madrid pide para el joven modelo 15 años y seis meses de prisión y otros quince años de internamiento médico. Se le imputan los delitos de asesinato, resistencia a agentes de la autoridad y lesiones.

El fiscal le aplica la eximente incompleta de actuar bajo anomalía o alteración psíquica, ya que cuando ocurrieron los hechos “tenía gravemente mermadas sus facultades intelectivas y volitivas”.

El parricidio se produjo en un piso del distrito de Chamberí. El acusado obtuvo en 2017 el título de Míster España Pacific World. Fue detenido en el número 8 de la calle Gaztambide. En una carta posterior al crimen, su hermana manifestó que se produjo “un accidente, un accidente por amor”.

Según el escrito de acusación, Vicente se encontraba sobre las 22:30 horas del 20 de junio de 2020 en una vivienda junto a su padre, a quien de forma “sorpresiva” y “sin que su padre tuviera ocasión de defenderse”, le clavó cinco cuchillos de la cocina “repetidamente” en diferentes partes del cuerpo.

El fiscal apunta que las heridas le causaron la muerte tras sufrir un shock hipovolémico por sección vascular vital y fracaso respiratorio por sección traqueal.

Cuando iba a ser detenido por la Policía, “con ánimo de obviar el principio de autoridad”, golpeó a dos agentes que sufrieron heridas de diversa consideración. El acusado fue detenido el mismo día de los hechos y permanece en situación de prisión provisional desde el 23 de junio de 2020.

En el momento de su arresto, según el fiscal, el acusado “tenía gravemente mermadas sus facultades intelectivas y volitivas como consecuencia de la patología que sufría, consistente en un trastorno bipolar de unos cinco años de evolución, con episodios de descompensación con síntomas psicóticos”.

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía reclama al acusado 2.500 euros para los agentes que resultaron heridos.

0 0 votos
Calificación del artículo

COMENTARIOS

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x