inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 23 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/04/2017 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen del hospital.
El láser, una alternativa a la cirugía convencional para el tratamiento de las varices
El doctor Jesús Álvarez García destaca sus beneficios: menor dolor, menos hematomas y una pronta recuperación

Las varices -venas superficiales dilatadas, elongadas y tortuosas de los miembros inferiores- son la manifestación más común de la insuficiencia venosa. Esta se produce cuando las venas que deben drenar la sangre de las piernas dejan de funcionar correctamente, lo que degenera en varices, hinchazón, alteraciones en la piel e, incluso, úlceras de difícil cicatrización. “Este mal funcionamiento también puede irritar terminaciones nerviosas, asociando pesadez, calambres, picores y síndrome de piernas inquietas”, comenta el doctor Jesús Álvarez García, del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Quirónsalud San José, quien detalla cómo enfrentar estas molestias y los tipos de tratamientos existentes para ponerles fin.

Para favorecer el retorno venosose puede optar por medidas poco agresivas o por diferentes tipos de cirugías. En primer lugar estarían las medidas básicas. “Estas tienen como objetivo evitar situaciones en las que se dificulte el drenaje venoso. La elevación de las piernas cuando estamos sentados o tumbados y evitar estar quietos de pie, puesto que el movimiento favorece la contracción de los gemelos y eso mejora la clínica. Además, se debe asociar una hidratación diaria con crema de las piernas”, explica eldoctor Álvarez García, quien también se refiere al uso de fármacos cuando estamos en los estadios incipientes: “Aunque existe cierta evidencia científica, estos medicamentos pueden funcionar de forma distinta en diferentes personas. Son moléculas con un perfil bastante seguro que facilitan un alivio sintomático importante, por lo que, en fases iniciales y de forma accesoria al resto de tratamientos, pueden ser beneficiosos”.

Medias de compresión

En tercer lugar están las medias de compresión. Aunque son efectivas, dependen en gran medida del uso que se haga de ellas. Su mecanismo de acción se basa en impedir que la sangre venosa se concentre en las piernas, para evitar el edema o hinchazón y la irritación que pueden producir en la piel y en las terminaciones nerviosas.  “Como hemos  comentado, son medidas efectivas pero que en personas con poca tolerancia pueden producir una peor calidad de vida que la cirugía de varices. Tanto las medias como los fármacos no hacen desaparecer las varices”, continúa este especialista del Hospital Quirónsalud San José, que integra el Servicio de Angiología y Cirugía Vascular que dirige el doctor Luis Riera del Moral.

Por último están las medidas intervencionistas, que son las únicas que hacen desaparecer las varices.La cirugía convencional es un tratamiento efectivo y muy utilizado, aunque es algo agresivo: a través de heridas quirúrgicas se extirpan las venas que funcionan mal. “Esta aproximación a la enfermedad produce cierto dolor y hematomas en el postoperatorio inmediato, además de que precisa de vendajes más duraderos y de una baja laboral algo más prolongada (entre 15 y 30 días). Por si fuera poco, existe el riesgo de complicación en las heridas (infección y dehiscencia)”, asegura el doctor Álvarez García.

La esclerosis es otra forma de eliminación de las varices. En este caso se utilizan inyecciones de un agente químico que busca la inflamación y la lesión de las paredes de la vena y, posteriormente, su reabsorción. Normalmente, se utiliza para vasos de pequeño calibre o telangiectasias, ya que no ha demostrado mejores resultados en vasos de mayor tamaño que las alternativas disponibles. Como principales ventajas da la posibilidad de llevarla a cabo sin anestesia y en consulta externa, con una recuperación al medio laboral inmediata y con unos resultados estéticos visibles a partir del mes.

Según el angiólogo y cirujano vascular, el láser, como comúnmente se le conoce (aunque se pueden aplicar diferentes fuentes de calor), es una alternativa a la cirugía convencional, con unos resultados tan buenos como ella, pero con más ventajas. “En esta técnica se elimina la variz a través de un daño térmico a la misma. Esto se hace con una punción, a través de la cual se introduce un catéter dentro de la vena que es la que la daña desde dentro. Al no haber arrancamiento, se producen menos hematomas y un menor dolor. Del mismo modo, como no se originan heridas quirúrgicas, no hay posibilidad de complicación. Además, la recuperación es más rápida y la incorporación a la actividad cotidiana puede ser casi inmediata”, subraya.

“Antes de optar por un determinado tratamiento, es necesario una correcta valoración por un cirujano vascular, ya que diferentes varices precisan de diferentes técnicas”, concluye el doctor Álvarez García.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic