inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 29 de abril de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/02/2017 - Juan Julián Elola Preparar para imprimir  
Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 voto
Huelga de Metro

Volverá a repetirse en nuestra ciudad el caos. Ganarse el aprecio de los madrileños no debe ser el objetivo de los trabajadores de Metro, parece. Los trastornos que provocan y las dificultades que se crean para la mayoría de los ciudadanos de a pie parecen muy poco proporcionales a sus posibles reclamaciones. Los convocantes deberían plantearse si valen la pena los daños que producen a muchos trabajadores madrileños, causando faltas y mermas en el salario para algunos que no tienen la suerte de encontrar alternativas de transporte o poder faltar al trabajo sin pérdidas económicas.

Además los días alrededor de la huelga se perciben como más frecuentes de lo habitual la notificación de paradas inesperadas en los trenes, el paso por las estaciones de trenes que no admiten viajeros, las averías o fallos de funcionamiento que implican retrasos o desalojos de los convoyes… En fin, quizá sea solo una sensación, pero da la impresión de que sufrimos la huelga muchas más horas ymuchos más días de los señalados en la convocatoria. Entras en el metro sin saber si va a funcionar, una total incertidumbre. Aumenta el tiempo que dedicamos a desplazarnos por la ciudad, que ya de por sí suele ser mucho. No sé en qué medida puede beneficiar esto a los propios trabajadores de Metro.

La huelga siempre se ha considerado una medida de presión del trabajador hacia el empresario. En este caso el perjuicio económico a la empresa no recae sobre los directivos o los accionistas, puesto que sus pérdidas las asumimos todos los madrileños. Por tanto, solo podemos suponer que es el desprestigio o un castigo electoral lo que se puede buscar para presionar a quienes dirigen el metro.

Pero ¿de verdad alguno cree que ser estrictos frente a una (otra) huelga de metro supondría algún desgaste para el Gobierno de la Comunidad de Madrid? Mucho me temo que es justo lo contrario. Pocas acciones tan duras contra los huelguistas se han dado en nuestra democracia como la de Pepe Blanco frente a los controladores aéreos. Y estaremos de acuerdo en que salió reforzado de aquellas medidas que la mayoría vio como muy justificadas.

Tal vez, solo tal vez, si los conductores de Metro nos hicieran partícipes de sus reivindicaciones, intentasen acompañarlas de medidas que puedan también beneficiar al usuario, buscasen horarios en que fuese posible alcanzar alternativas de transporte, y no intentasen ampliar todo lo posible el perjuicio al ciudadano, sino más bien lo contrario, quizá, y solo quizá, ganasen más simpatías entrequienes nos podemos considerar sindicalistas, e intentamos percibir de forma positiva las demandas laborales, pero que tenemos dificultades para entender ciertas formas de actuar que parecen no buscar más que hacer daño.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
Compartir
del.icio.us Facebook Google Meneame MSNReporter PDF Technorati Twitter Wikio
Premios Portada
© Gestor de contenidos HagaClic